Naciones Unidas declara ESTA década para restauración de ecosistemas

Los ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe adoptaron un plan regional que contiene diez acciones para promover la restauración de los ecosistemas terrestres, marinos y costeros en esta década.
El Plan de Acción del Decenio sobre la Restauración de los Ecosistemas se acordó durante el Foro de Ministros del Programa de la ONU para el Medio Ambiente en la región como parte de una decisión para prevenir futuras pandemias y acelerar la recuperación sostenible en la región mediante la conservación, la restauración y el uso sostenible de la biodiversidad y los ecosistemas.
Este esfuerzo conjunto, destinado a revertir los efectos actuales de la degradación, así como los que podrían surgir en el futuro, está vinculado con el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, una iniciativa global para prevenir, detener y revertir la pérdida de ecosistemas en todo el mundo.
América Latina y el Caribe es una región particularmente rica en términos de biodiversidad, con siete de los países más biodiversos del mundo. A pesar de que 24,2% de sus áreas terrestres y 17,5% de sus áreas marinas están protegidas, muchos ecosistemas se han degradado significativamente, lo que amenaza el bienestar de las personas, el potencial de adaptación de los países al cambio climático y la viabilidad de un futuro sostenible.
En comunicado de prensa, expertos ambientales y líderes políticos como Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, manifestaron que “el momento de actuar es ahora. Esto significa detener la destrucción en curso de nuestro hogar colectivo, tanto para las generaciones actuales como para las futuras, ya que la salud y el bienestar son un derecho humano fundamental de todos nosotros. Por este motivo, la educación ambiental debería ocupar un lugar mejor en el currículo escolar y la formación del profesorado”.

¿Cómo se restauran los ecosistemas?

La restauración de los ecosistemas abarca una amplia gama de actividades que contribuyen a proteger aquellos intactos y reparar los que ya están degradados. Tales actividades incluyen, por ejemplo, mejorar el carbono orgánico en los suelos agrícolas, aumentar las poblaciones de peces en las zonas sobreexplotadas, remediar sitios contaminados, restaurar los procesos ecológicos y la biodiversidad y conservar la fauna y la flora que puedan ayudar en los procesos de restauración.
En el caso de Puerto Rico son varias las iniciativas encaminadas a restaurar ecosistemas y proteger la biodiversidad en espacios naturales.
En la región oeste, proyectos como Vida Marina trabajan para recuperar los ecosistemas marítimo terrestres, afectados durante años por la extracción de arena, la construcción desmedida o usados como vertederos clandestinos.
Actualmente, el equipo de Vida Marina se ocupa de desarrollar un proyecto de restauración de dunas a lo largo de la costa norte de Puerto Rico, a través de la instalación de matrices de biomimética con paletas de madera.
Esta técnica promueve la acumulación de arena en las dunas.
Además de este trabajo, Vida Marina ha instalado en los últimos meses rótulos para promover la protección del hábitat de las tortugas marinas en las playas de Pastillo y Shore Island en Isabela, así como intervenciones de reforestación en la costa noroeste o la instalación de pequeños paseos tablados para el disfrute no invasivo de las playas.
En un comunicado, el equipo de este proyecto ambiental, dirigido por el doctor Robert Mayer y dependiente de la UPR en Aguadilla, expresó que “durante la década de restauración de ecosistemas, establecida por las Naciones Unidas, Vida Marina UPR se compromete en tomar una postura proactiva ante la crisis ambiental de nuestro planeta. Es nuestro orgullo poder aportar a la restauración y conservación de los ecosistemas costeros de Puerto Rico”.

Pequeñas acciones que ayudan a la conservación de los ecosistemas

También en el oeste, el proyecto Mi Playa Limpia, en alianza con el municipio de Isabela, llevó a cabo el pasado sábado, 27 de marzo, una limpieza en la costa de playa Jobos.
En total, la intervención desarrollada por manos voluntarias logró recoger más de 10 mil libras de basura, evitando así la degradación del ecosistema de playa y manglar y la muerte de animales marinos y terrestres por la ingesta de residuos tóxicos o por quedar atrapados en envases plásticos.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Manifestantes piden la renuncia al alcalde de Mayagüez

Un grupo de manifestantes le exigió al alcalde de Mayagüez la renuncia. Con la intención de exigirle la renuncia al alcalde de Mayagüez, José Guillermo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: