EL PULSO DE LA SALUD UNIVERSAL

Por: Víctor Corcoba Herrero – Escritor

El ciclo existencial, desde el comienzo hasta el fin, nos pone a prueba. Aquí no valen las palabras, sino las acciones concretas.
Sabemos que todos nos merecemos igual respeto; sin embargo, la realidad habla por sí misma. Cada día hay más abusos y más incumplimientos de los derechos humanos. El sufrimiento lo reducimos o lo esparcimos entre todos. La irresponsabilidad no puede gobernarnos.
Nos falta ese espíritu verdadero hacia aquellos que necesitan aliento en la enfermedad o ayuda en la escasez de alimentos. Ojalá aprendiésemos a ser equitativos, a no discriminar a nadie, a sentirnos familia de verdad, seguramente entonces practicaríamos una justa distribución de beneficios y responsabilidades. La salud es la única moneda que imprime valor a lo vivido. No derrochemos vida. La humanidad, en su conjunto, tiene que contribuir a ser ese agente cooperante, siempre dispuesto a unir fuerzas, para la sanación del mundo. Precisamente, este año 2021, ha sido designado como el Año Internacional de los Trabajadores Sanitarios y Asistenciales, y en verdad es de justicia, reconocer y agradecer la inquebrantable entrega de estos trabajadores a la lucha contra la pandemia.
Por otra parte, es público y notorio que este globalizado mundo se enfrenta a una escasez mundial de trabajadores sanitarios.
Sabemos, pues, que debemos invertir mucho más en educación, empleo y trabajo decente, para proteger al mundo de las enfermedades y lograr, de este modo, esa cobertura sanitaria inclusiva, que no deje a nadie en el camino. En consecuencia, acoger la vacuna contra el COVID-19, es una responsabilidad moral puesto que ponerla no es sólo cuestión de nuestra propia salud, sino también una acción en nombre de la solidaridad, especialmente con aquellos más vulnerables.
En una economía mundial altamente interconectada, acelerar la vacunación, sin exclusión alguna, es la mejor medida para salir adelante; además de activar las ayudas de emergencias a empresas y hogares, adaptadas a las circunstancias de cada país, hasta que se logre una recuperación duradera de la crisis sanitaria.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Lecciones de relaciones públicas a un año de la pandemia

Por: Aracelys Otero Torres – Relacionista A un año de la pandemia la lección más grande que ésta nos deja a los relacionistas, en mi […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: