Yauco, un pueblo apasionado por el café

Yauco, fundado en 1756, es conocido como el “Pueblo del Café”, la “Capital Taína” y el “Pueblo de Los Corsos”. Su patrona es la Virgen del Santísimo Rosario. Su nombre proviene del taíno “Coayú” o “Coayuco”, con el cual se conocía dicha región y cuya etimología se relaciona con la palabra ‘yuca’.
El territorio de Yauco se extiende a través de 69.16 millas cuadradas. Está organizado en los barrios: Yauco-pueblo, Aguas Blancas, Algarrobo, Almácigo Alto, Almácigo Bajo, Barina, Caimito, Collores, Diego Hernández, Duey, Frailes, Jácana, Naranjo, Quebradas, Rancheras, Río Prieto, Rubias, Sierra Alta, Susúa Alta, Susúa Baja y Vegas. Su población es de 46,384 yaucanos (Censo 2000).
La economía de Yauco se basa en la agricultura, principalmente, en el cultivo del café que es reconocido mundialmente.
Además, se cultiva el tabaco, la caña de azúcar y otros frutos menores. En este municipio operan algunas fábricas en las cuales se manufacturan instrumentos científicos y productos alimenticios derivados de la harina de trigo.
En el 1755, Fernando Pacheco encabezó el grupo de vecinos que solicitó al gobernador y capitán general, Felipe de Estenós, autorización para fundar el pueblo.
El 29 de febrero de 1756, la corona española autorizó su fundación. Fue, entonces, que se llevó a cabo el trazado de los edificios principales, tales como el cabildo, la iglesia, el hospital, la plaza y las calles.
Pacheco pasó a ser su primer alcalde. A partir de la Real Cédula de Gracia de 1815, el poblado de Yauco prosperó notablemente, gracias a la introducción del cultivo del algodón, del azúcar y del cafeto.
Los numerosos inmigrantes corsos que arribaron a la zona montañosa del suroeste de la Isla se dedicaron a cultivar la tierra.
El cultivo del café en Yauco se emprendió, originalmente, en los barrios Rancheras y Diego Hernández y luego se extendió a los barrios: Aguas Blancas, Frailes y Rubias.
En 1872, el pueblo yaucano ya tenía 11 casas de mampostería, 166 casas de madera, 77 ranchos o bohíos y dos edificios públicos (la iglesia y la alcaldía), A fines de siglo, el territorio estaba organizado en veinte barrios: Algarrobo, Almácigo Alto, Almácigo Bajo, Aguas Blancas, Barina Alta, Barina Baja, Collores, Diego Hernández, Duey, Frailes, Guánica, Jácana, Naranjo, Quebradas, Rancheras, Río Prieto, Sierra Alta, Susúa Alta, Susúa Baja y Vegas.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Conoce los 5 pasos para hacer que tus ventas sean más efectivas

Algunas personas tienen un don, un encanto especial que hace que vendan hielo a un esquimal, éste quede totalmente agradecido y quiera volver por más… […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: