El Béisbol Profesional en Puerto Rico arrancará lleno de incertidumbre

Una total incertidumbre se vive a pocos días del inicio de la temporada del béisbol en Puerto Rico.

Cargado de mucha incertidumbre y temor a causa de la pandemia por el coronavirus, la temporada 2020/2021 del Béisbol Profesional en Puerto Rico comenzará el 5 de diciembre en varios estadios del país. Las ganas por jugar béisbol y mantener viva la pasión por uno de los deportes más populares en la isla se mantienen “contra viento y marea”. Hasta hace pocas semanas los directivos de los siete equipos que se preparaban para esta temporada tenían las ganas y los planes para jugar a tope, esperando solo algunos detalles que les permitieran pensar en el día inaugural. Sin embargo, la prohibición de La Liga de no admitir a fanáticos en los estadios, así sea con un grupo reducido, ha hecho que lamentablemente algunos de los equipos hayan anunciado su retirada del campeonato para esta temporada. Entre los equipos que estarían retirándose de la contienda figuran: los Tiburones de Aguadilla, los Gigantes de Carolina y los actuales campeones los Cangrejeros de Santurce. Aunque estos dos últimos lo harían si finalmente el gobierno prohíbe la entrada de público a los estadios. La situación del equipo de Aguadilla es más crítica pues, aunque se llegara a autorizar presencia de fanáticos en los juegos, el poco tiempo que queda para que comience la temporada es uno de los factores clave para que el equipo del noroeste de la isla decidiera no participar en el torneo.
En días recientes, el presidente de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico Juan A. Flores Galarza informó que debido a la falta de claridad del gobierno en cuanto a sí se les permitiría a los equipos contar con público para la venidera campaña estarían retrasando el inicio de la temporada del primero al cinco de diciembre.
 El Licenciado Israel Roldán sostuvo que “Ante las restricciones impuestas por el gobierno como consecuencia de la pandemia y ante la realidad que tengamos que jugar sin fanáticos o con una gran limitación de los fanáticos que podría ir al estadio, los Tiburones de Aguadilla anuncian que no participarán de esta temporada.”, expresó. Para el letrado aguadillano el jugar sin fanáticos no es negociable ya que según Roldán González “La falta de fanaticada no solo afecta la taquilla, sino también la cantina, la venta de anuncios, así como el mercadeo y la promoción de la franquicia. En última instancia el disfrute del juego en el estadio por parte del fanático es algo esencial de nuestro deporte sin cuyo aporte no podemos participar”, indicó.
Aunque el estadio Luis Ángel “Canena” Márquez de Aguadilla se le han estado haciendo mejoras graduales con el fin que los Tiburones de Aguadilla vuelva a su estanque en la pelota profesional, el apoderado de los Tiburones, volvió a ser enfático al expresar que “ante la incertidumbre de qué nos diría el gobierno, a doce días de comenzar el torneo, y que restricciones nos impondrán, con mucho pesar, informo que los Tiburones de Aguadilla no participarán de este torneo.  Roldán se mostró confiado en que, con la ayuda de Dios los Tiburones dirán presente en el torneo para la temporada 2021-2022. La última vez que los Tiburones de Aguadilla vieron acción en el béisbol profesional fue en el 2016. Los Gigantes de Carolina no están seguros de participar en el campeonato por razones similares. Al cierre de esta edición, de los 7 equipos que esperaban ver acción en este polémico e incierto torneo solo 4 se mantenían firmes en su deseo de participar (Indios de Mayagüez, Criollos de Caguas, Atenienses de Manatí y el nuevo equipo de Roberto Alomar, RA12).


Aunque se espera que varios de los juegos de la temporada del béisbol sean transmitidos por televisión a través de la señal de Wapa Deportes, la prohibición de contar con fanáticos en los estadios estaría afectando a varios equipos pues varios de ellos reciben una ayuda financiera de los municipios, un subsidio que estaría condicionado a la presencia de la gente en los parques de béisbol. Algunos equipos, sin embargo, no estarían cifrando sus esperanzas en el ingreso de los fanáticos a los estadios y ya han comenzado a prepararse para el inicio del torneo. Tal es el caso de los Criollos de Caguas, los Atenienses de Manatí y los indios de Mayagüez.
El equipo de expansión de Roberto Alomar, RA12, dirigido por Andy González, que jugará sus partidos locales en el Hiram Bithorn y también afirmó que jugaría sin fanáticos, espera por el resultado de las pruebas de COVID-19 que se les hicieron a sus jugadores para iniciar sus prácticas.
En días recientes, los jugadores de los Criollos—incluyendo refuerzos—, que celebrarán sus partidos locales en Cayey, recibieron un seminario orientador acerca del protocolo que se seguirá para la prevención del COVID-19 antes y durante la temporada.
Ante los altos niveles que se registran en la isla por el COVID-19 luce improbable que el gobierno autorice cualquier cantidad de ingreso de público a los estadios. Una buena planificación será vital para poder llevar a cabo un torneo, que es una fuente de inspiración para muchos en estos tiempos de incertidumbre y desconcierto.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Se “descablona” el mercado de Paid TV en Puerto Rico

Naicom TV, el innovador y único servicio de televisión por protocolo de Internet (IPTV) que utiliza protocolo multicast sobre el Internet requiriendo tan solo 2MB […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: