Vacuna a tu mascota

La vacunación contra las enfermedades infecciosas es la mejor prevención para evitar el contagio de virus y bacterias en las mascotas y para la protección de los miembros del hogar donde reside esta mascota y de la comunidad.
La exposición a las enfermedades es siempre posible cuando sacamos al exterior las mascotas o cuando interactúan con otros animales.
También es importante recordar que las mascotas deben ser vacunadas para la prevención de enfermedades zoonóticas es decir, para la prevención de padecimientos que pueden transmitirse del animal al ser humano como por ejemplo la rabia.
Las vacunas básicas para los perros son las de la rabia, el moquillo canino, hepatitis canina crónica, el parvovirosis y la leptospirosis. Para los gatos son la rabia, la rinotraqueitis y la panleucopenia (moquillo felino). Existen unas vacunas opcionales para los perros que protegen contra la parainfluenza y bortedella, la malaria canina, la enfermedad de Lyme, infecciones por hongos y la leishmaniasis. En el caso de los gatos, las vacunas opcionales son leucemia felina, peritonitis infecciosa felina y clamidiosis felina.
En perros y gatos el proceso de vacunación es similar y debe comenzar entre las seis y ocho semanas de nacidos. En sus primeras semanas de nacidos la inmunidad la adquieren de la primera leche materna o calostro que contiene anticuerpos. Mientras no se le administre el curso completo de vacunas a la mascota y sean evaluados por su médico veterinario licenciado y colegiado, no se recomienda llevarlo a las plazas o lugares frecuentados de su especie.
Las vacunas disponibles para mascotas han demostrado ser seguras. La mayoría de las mascotas toleran muy bien las vacunas, aunque en algunos casos pueden ocurrir reacciones adversas. Algunas mascotas pueden parecer un poco “cansadas” después de recibir las vacunas. Es importante que su mascota se evaluada por su médico veterinario licenciado y colegiado para asegurarse que este apta para recibir las vacunas antes administrar las vacunas.
Llame a su médico veterinario si su mascota presenta problemas para respirar, hinchazón de la cara, vómitos, urticaria, enrojecimiento en la piel, pérdida de apetito u otros cambios inusuales después de recibir una vacuna. También debe informar a su veterinario si su mascota ha tenido un problema en el pasado después de recibir una vacuna. Para más información, puedes llamar al Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico al 787-249-5304.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Joven empresaria genera nueva vida a la tradición de los abanicos de mano en el mundo cibernético

La idea surgió como todas las grandes iniciativas, buscando solución a un problema. La joven Vanyelis Santiago Rivera, quiso hacer algo nuevo hace dos años […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: