Urgen prestar atención al ambiente

Por Gladys Guerra Arcelay

La semana pasada un informe del Panel Internacional sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas (ONU) reveló que si para el 2030 no se reducen los gases de invernadero que producen los países desarrollados y en desarrollo no se podrá mantener la temperatura actual del planeta. Si la temperatura no se controla y sube más de dos grados Celsius (35 grados Fahrenheit), según explica este informe las implicaciones serían que habría más olas de calor que provocarían sequías más extremas o inundaciones más extremas, así como el aumento en el nivel del mar que podría acabar o reducir la costa de los países. Es precisamente por ello que, la semana pasada también el Comité de Caborrojeños Pro Salud y Ambiente convocó a un Foro sobre el Cambio Climático en el Centro Interpretativo de Salinas de Cabo Rojo. Allí expertos como Ruperto Chaparro, director de Sea Grant del Recinto Universitario de Mayagüez, expuso una gran presentación sobre como el paso del huracán María aceleró la erosión de las costas de Rincón y como este evento está relacionado al cambio climático.


Sin embargo, para Pedro Valle, presidente de la entidad sin fines de lucro, lo más importante de esta actividad es que se pretendía informar a las personas sobre temas importantes que ya nos están afectando, pero la población ni la política pública les hace caso. Muestra de ello fue la poca participación de la comunidad en la propia actividad que reseñamos.
Valle piensa que parte de la apatía de las personas para ocuparse de este tema y estar preparados para lo que pueda suceder es que el país está sumido en una gran crisis y mientras la gente esté ocupada en sobrevivir no puede ocuparse por resolver problemas que ve lejanos. Es decir, prioriza en solucionar problemas inmediatos y no los teóricos que se supone que lleguen en un futuro.


Ahora bien, el problema es que el futuro se está haciendo presente. Como demostró el informe de la ONU y las investigaciones que presentaron expertos en el propio foro. Valle entonces está preocupado porque desde su punto de vista los efectos del calentamiento global no se pueden detener, pero sí se pueden aminorar si las personas toman acción y eso no va a suceder si no participan de este tipo de actividades y no se orientan.
Valle apuntó que no solo no se orientan las personas a nivel individual, tampoco se orientan las personas en el gobierno. Pues, ya habría que crear políticas públicas que atajen soluciones al problema principal que produce el calentamiento global, que es el aumento en el nivel del mar y por consiguiente en agua salada. Los problemas principales de este aumento, explicó Valle, son que afectaría la vida de las personas que viven en las costas, que en Puerto Rico representan el 80% de la población, es decir que mucha gente vería afectada su movilidad o se verían afectados por inundaciones debido a que hay más agua de lo normal en los mares. Y también se afectarían las cosechas porque el agua salada iría reemplazando el agua de río y potable que se utiliza para el riego y las tierras que se utilizan para sembrar.


¿Qué cosas podemos hacer para evitar el rápido desarrollo de los efectos del cambio climático? Como gobierno crear políticas comprensivas para no acelerar los cambios y los efectos que tienen en la población. Esto implica que se promulguen leyes o regulaciones para contaminar menos el ambiente. Como individuos podemos poner nuestro grano de arena, explicó Valle, si no utilizamos tanto el aire acondicionado, si compartimos el carro para ir a distintos sitios, entre otras modificaciones de conducta. Valle entiende que esto es difícil, pero las consecuencias de no cambiar nuestra conducta ahora pueden tener consecuencias más nefastas a largo plazo.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.