Una pasión por el periodismo deportivo muy especial

El deporte es muy popular para muchas personas. Las emociones y la “adrenalina” que se viven en cada una de las disciplinas deportivas hacen que millones alrededor del mundo sigan las participaciones de determinados atletas con gran entusiasmo. En la isla, la historia del gusto del puertorriqueño Roryto González por el deporte, es el testimonio vivo de cómo este joven se entregó con pasión a lo que más le gusta en la vida: el periodismo deportivo. González, un joven adulto de 37 años, padece desde niño de “attention deficit disorder” y epilepsia. Pero ello, no le ha impedido estar vinculado desde niño al mundo de la locución y las comunicaciones deportivas. El Dr.Roberto González Piña, padre de Roryto asegura que cuando su hijo era pequeño lo llevó al estadio de los indios de Mayagüez y que ese fue el escenario que sirvió de inspiración para que germinara su deseo por entrevistar a las figuras que deportivamente él admiraba.
En el tiempo en que Roryto estuvo en los Estados Unidos, anhelaba tener algún día un programa de radio en el que pudiera entrevistar a diferentes personalidades del deporte. Su sueño de ser locutor se cumpliría en el año 2010. Tras completar con éxito un curso de locución, Roryto comenzó a vivir su sueño en ese año bajo el programa “El camerino deportivo”, transmitido una vez cada dos semanas por WPRA 990 AM de 4 a 5 de la tarde. El espacio radial lo conducía junto a su padre, el cual lo ha apoyado desde niño para poder conquistar sus sueños. A lo largo de su vida también ha recibido el apoyo de su madre, María Isabel Estévez y su hermana Belmarie González Estévez. Roryto asegura que el concepto del programa era mostrar unión familiar, sin importar la edad que las personas tengan. Para él, el hecho de poder entrevistar a destacadas figuras del deporte junto a su padre, hacía que su sueño cumplido tomáse un matiz de felicidad muy especial.


En el programa, que duró cinco años, Roryto pudo conversar con importantes personalidades del deporte a nivel local e internacional. Fue así como tuvo el privilegio de entrevistar a figuras como Tito Trinidad, Roberto Alomar, Atanasio “Tony” Pérez, Francisco Lindor, Mariano Rivera, Yadier Molina, Derek Jeter, Carlos Correa, Albert Pujols y hasta el mundialmente conocido futbolista Leo Messi. Gracias a su pasión por el deporte y su experiencia como locutor en esta disciplina Roryto ha acumulado grandes experiencias y amistades. Además del honor de haber conversado con personalidades que han marcado una época en el deporte, este joven puertorriqueño también ha hecho del deporte su “hobby” para la historia. Durante más de 30 años, ha coleccionado más de 30,000 tarjetas de importantes beisbolistas y otros jugadores que han tenido su impacto en el mundo deportivo. Roryto también guarda con orgullo una colección de 300 bolas de béisbol autografiadas y una de baloncesto muy especial firmada por el mismísimo Michael Jordan. Entre las amistades que le ha generado el haber estado ligado por muchos años al mundo de la locución deportiva, Roryto asegura mantener conversación y una buena amistad con el baloncelista boricua José Juan Barea.


Su condición de salud nunca fue un obstáculo para que él pudiera alcanzar su sueño de ser un locutor deportivo. “Soñar no cuesta nada, porque lo logré” asegura con emoción. “Dios me dio la oportunidad de entrevistar a grandes figuras del deporte”, expresa feliz Roryto.
Su padre puede dar fe de la constancia y tenacidad de su hijo por alcanzar sus sueños. Su progenitor señala que desde muy pequeño su hijo mostró una capacidad y un gusto por memorizarse los números y estadísticas de varios jugadores. Esto fue una señal para él, que Roryto mostraba una inclinación por el mundo de las comunicaciones deportivas.
La historia de cómo este joven puertorriqueño ha hecho caso omiso de sus problemas de salud para alcanzar su sueño es un testimonio vivo de la inspiración que muchos debieran copiar para alcanzar sus metas y planes no importa los obstáculos que se presenten en el camino. En este comienzo de 2021 lleno de desafíos y esperanzas, la vida de Roryto González es un relato apasionante que nos anima a todos a mirar el futuro con optimismo.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Desafíos del deporte para el 2021

El 2021 viene cargado de múltiples desafíos para el deporte a nivel local e internacional. Con el arribo y aplicación por fases de la vacuna […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: