Turbia la transparencia política

Por Gladys Guerra ARCELAY

Desde el paso del huracán María por la Isla, encontrar información sobre cualquier agencia o lograr que ofrezcan versiones oficiales para contrarrestar la información que nos llega por fuentes, se ha convertido en una verdadera odisea. La pregunta es ¿qué gana un gobierno que oculta información?, pues si tomamos como ejemplo el caso del conteo de muertos tras el paso de la tormenta,  realmente el gobierno no se vio muy bien cuando insistía en que las muertes ocasionadas por el fenómeno habían sido 64 y no las más de 1,000 que se registraron.Periódico Visión entrevistó al profesor de historia y planificador, Reinaldo Rosado Silva, quien explicó que esto puede ser una maniobra de la administración de turno para distraer a las personas de los problemas que realmente tiene el país.

Es decir, mientras la opinión pública se dedica a hablar del tema de turno que está en la palestra, no hablan de otros temas importantes que necesitan solución, como la pobreza, la falta de vivienda asequible y la seguridad, entre otros.Rosado Silva definió la transparencia cómo: “La transparencia política es la forma en que se le ofrece información a la gente, porque la gente quiere saber que decisiones está tomando el gobierno, para qué las está tomando, dónde se puede consultar esa información. Es decir, la gente quiere que le den cuenta sobre las decisiones.

El problema de esa transparencia política es que nuestros gobiernos es que las decisiones de política pública están secuestradas y fuertemente matizadas por la agenda electorera”, explicó el profesor y analista.¿Qué gana el gobierno con ocultar desinformar o manipular la información? Para Rosado Silva esto es Política 101: mientras más desinformado o sobre informado o confundido esté el pueblo, más voluble y manipulable es. Pero en el caso del gobierno de turno, opinó categóricamente Rosado Silva, ocultar la información u ofrecerla a medias es una estrategia para distraer a la gente de que realmente no están trabajando por el pueblo. El gobierno está quebrado y no puede hacer grandes obras como en el pasado.

Entonces, la estrategia es convertir a la opinión pública en tu aliada, así los comentarios que se produzcan sean buenos o malos.Por ejemplo, desde este punto de vista, es mejor aparentar que no se sabía del problema de los vagones de ciencias forenses, pues la opinión pública se va a quedar girando en torno a lo que sucede en el negociado. Si el gobernador no sabe nada puede alegar que estaba trabajando en otros problemas que tiene la Isla como el colapso del sistema de salud, la falta de vivienda, la pobreza, etc. Cuando en realidad no están trabajando para resolver estas situaciones.

El problema grave de que se manipule la información, según explicó el profesor es que, a pesar de que el gobierno sabe que lo que se está diciendo se puede corroborar científicamente prefieren entonces dejarse llevar por la opinión pública y las controversias que causa la falta de información para entonces tomar decisiones que afectan la política pública y a la larga a los ciudadanos, porque se tomaron de una manera improvisada que lo que busca es que la propia gente les reconozcan que están resolviendo problemas que no debieron haberse creado.

En el próximo artículo exploraremos como se manipula la información para crear política pública.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.