Suicidios se convierten en epidemia

Por: Gladys Guerra Arcelay

El 2017 terminó con una cifra casi récord de 252 suicidios, 56 muertes más que en 2016. Así mismo, el Departamento de Salud publicó que hasta febrero de este año se han reportado 31 suicidios, de estos, la mayoría se han reportado en los municipios de Aguadilla y Añasco. Entre la población más afectada se encuentran las personas mayores de 50 años.

Es por esta razón que la legislatura, a través de la senadora Evelyn Vázquez ha estado tomando cartas en el asunto. Según explicó la senadora, un grave problema que hay que atajar es que las personas que están en riesgo de cometer suicidio no buscan ayuda.

Este comportamiento puede deberse a dos factores. El primero, es que la gente no pide ayuda, a pesar de que existe, ya sea a través de los recursos del gobierno o por las empresas privadas. Según explicó la senadora, no recurren a solicitar auxilio porque hay una estigmatización de que los psicólogos y los psiquiatras están para tratar con locos y no para ayudar a los individuos con sus problemáticas diarias.

Otra razón por la que no se recurre a pedir ayuda, es que el entorno que rodea a la persona tiende a minimizar lo que le pasa al individuo. Es decir, que ve a un amigo, familiar o vecino experimentando síntomas de depresión, tristeza profunda o nostalgia y no le hacen caso o le dicen a ese individuo que eso no es nada, cuando no tienen el conocimiento adecuado para asesorar en esa situación.

Para Vázquez, el problema debe ser tratado de un punto de vista comunitario. Explicó que todos los componentes de la sociedad deben unirse para contrarrestar estas situaciones. Propuso que los empleados públicos participen en conferencias donde les hablen de los suicidios, las causas y como prevenirlo para que puedan estar consientes de la problemática tanto en ellos como en personas que conozcan y puedan buscar ayuda a tiempo.

Le preocupan también las escuelas, y es que se han dado casos en donde los jóvenes se quitan la vida por problemas que no saben manejar o que no le revelan a nadie, como que sufren de acoso escolar. La propuesta es que se haga un estudio para ver cuantos trabajadores sociales, orientadores y psicólogos hay en cada plantel para poder atender estudiantes y personal. Y es que con la consolidación de escuelas, hay más de 500 estudiantes por escuelas y el Departamento de Educación tiene como regla asignar un trabajador social por cada 500 estudiantes, lo que en situaciones normales no es suficiente para poder atender a la comunidad estudiantil, por lo que la senadora pedirá que se reevalúen los criterios para el nombramiento de estos recursos.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.