Servicios de catering luchan contra la pandemia

La pandemia del COVID-19 ha dejado su impacto en cada una de los sectores de la economía. La imposibilidad de hacer reuniones y eventos para evitar el incremento en los contagios por el virus, ha llevado que los servicios de catering hayan sentido notablemente el impacto negativo que el coronavirus produjera en la isla desde el 2020. Compañías que estaban acostumbradas hasta 2019 a realizar entre 40-60 eventos anuales, de pronto vieron reducida su agenda de eventos a casi un cien por ciento. La dura realidad no ha clausurado el ánimo ni la creatividad de muchas compañías y emprendedores que habían estado dedicándose al servicio de catering y otros eventos antes de la pandemia. Ahora, estas compañías han optado por reinventarse y buscar alternativas diferentes dentro de su modelo de negocio que, por el momento, como algunas actividades y negocios en la isla está lleno de mucha incertidumbre.
Michael A. Caro, Chef ejecutivo de Creole Caterings, lleva más de 7 años en una empresa, que hasta el 2019 estaba llena de eventos en casi todo el año. Ahora, tras la llegada de la pandemia del coronavirus a la isla, Caro asegura que ha tenido que reinventarse en la lucha, así como muchos otros emprendedores de su sector, para evitar desaparecer. Su empresa, que había estado acostumbrada a realizar eventos con un mínimo de 50 personas, ahora ha realizado paellas en vivo para unas 15 personas aproximadamente. La situación lo ha llevado a realizar actividades más pequeñas con servicios más detallados. En su empresa se ofrecen actividades de catering para eventos corporativos y personales. De estos, el más popular han sido las bodas. Una buena comida tiene que estar presente en la celebración del “sí quiero” de la feliz pareja. Sin embargo, los meses más duros de la pandemia hicieron que algunas parejas que ya habían hecho sus planes para oficializar su enlace en algún momento de 2020, pospusieran el “gran día” para este 2021. Aunque el 2020 no redujo totalmente las actividades y los servicios de catering que pudo realizar, Caro, señala que la disminución en este sentido se centra en un 75% aproximadamente.
“La gente quiere volver a la normalidad’, asegura Caro. Este joven empresario puertorriqueño, espera que para verano se pueda tener una idea más clara de cuándo se podrán hacer actividades con más personas y volver poco a poco a la vida antes de la pandemia. “Esta situación de incertidumbre hace muy difícil que se pueda preparar un evento como una boda con bastante tiempo de antelación. “Esperamos que este año traiga más esperanza que incertidumbre”, señala.
Sarah Rosario, comenzó hace 8 años la empresa All Events Puerto Rico. Para ella, así como para Michael Caro y muchos otros empresarios del área de eventos, la pandemia les ha golpeado muy fuerte. Rosario, quien hasta el 2019 había estado acostumbrada a realizar muchas actividades de catering para eventos con más de 50 personas en toda la isla, vio como el 2020 la obligó a reinventarse para poder mantener los servicios a flote en medio de una crisis sin precedentes. Aunque las vacunas contra el COVID-19 ya son una realidad para miles de personas en la isla, todavía hay mucha incertidumbre acerca de cuándo se podrá volver a la normalidad. Esta falta de certeza en relación a la pandemia, ha hecho que Rosario haya reinventado su negocio para enfocarlo en actividades dirigidas a eventos con pocas personas. Ahora, las familias y los grupos entienden que una actividad con más de 10 personas es algo que puede llamar la atención y atraer multas, por lo que son muchos los que se enfocan en actividades con no menos de 8 a 10 invitados. Por esto, Rosario, ha enfocado los servicios de su empresa en actividades “Private Chef”. Bajo esta nueva modalidad, el cliente le ordena un menú y ella coordina la preparación de las comidas solicitadas. Para evitar las filas, ahora las comidas se entregan en un envase desechable. Además, son muy pocas las actividades que se realizan en espacios cerrados. La mayoría de estas se realizan en espacios abiertos.
Rosario asegura que trata de ver todo lo que le ha ocasionado la pandemia del COVID-19 de una forma positiva. Señala que, a pesar de todo, esta situación le ha permitido reinventarse para enfrentar algo que de otra forma no hubiese podido tener la experiencia ni la capacidad para hacerlo. Trabajar con alimentos en medio de la pandemia la ha llevado a cuidar y proteger la forma en que lleva a cabo su negocio. Prueba de esto es que tuvo que obtener la certificación requerida por la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés). La guerra contra el virus también se libra demostrando buenos métodos de limpieza y seguridad laboral. Las redes sociales han servido para mantenerse en contacto con los clientes y dar a conocer los nuevos métodos de trabajo en tiempos de pandemia. Esta emprendedora boricua está convencida que la vacunación es el método para que todos podamos volver poco a poco a la normalidad.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

clubes de servicio enfrentan nuevos retos durante la pandemia

El Tercer sector, conformado por organizaciones de base comunitaria, se ha visto afectado durante este último año dominado por la pandemia.Clubes cívicos, organizaciones educativas y […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: