Señales del inicio de la enfermedad de alzheimer

De acuerdo a cuatro nuevos estudios, los adultos mayores que notan problemas nuevos como balancear la libreta de cheques o leer el periódico pueden estar en riesgo de demencia en los años siguientes.

La investigación, la cual está siendo presentada esta semana en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer en Boston, indica que las preocupaciones que los adultos mayores tienen sobre su memoria podrían servir como un aviso temprano que señala una demencia en el futuro. Eso puede que no suene sorprendente. Sin embargo, no ha estado claro si las percepciones subjetivas de las personas sobre la falta de memoria, son vaticinadores confiables de problemas más severos que se pueden presentar más adelante. A los adultos mayores que se quejan de problemas de la memoria pero que los resultados de las pruebas cognitiva estándar son “normales”, a menudo se les deja pasar como los “bien preocupados,” dijo Rebecca Amariglio, una neuropsicóloga del Hospital Brigham y de Mujeres en Boston que dirigió uno de los nuevos estudios.

Su equipo halló evidencia de que las preocupaciones de los adultos mayores pueden ser más significantes. El estudio incluyó a 131 adultos que tenían 73 años en promedio, y tuvieron calificaciones normales en las pruebas de memoria y pensamiento. Para obtener las percepciones subjetivas de los participantes, los investigadores les dieron un cuestionario detallado, separado que les pedía que calificaran cualquier problema que ellos tenían con sus tareas diarias, como recordar cosas que acababan de leer o que se les había dicho. También se les preguntó como creían ellos que se encontraban sus habilidades mentales comparadas con sus habilidades desde hace una década.El siguiente paso que los investigadores utilizaron fue usar Tomografía por Emisión de Positrones (PET por sus siglas en inglés) para obtener imágenes de los cerebros de los participantes.
Se comprobó que esas personas con preocupaciones subjetivas más grandes sobre su agilidad mental tuvieron un nivel más alto de las proteínas beta-amiloide en el cerebro. La acumulación de beta-amiloide se considera un factor de riesgo de Alzheimer.

No se sabe todavía si los participantes del estudio que se preocupaban por su memoria realmente enfrentaban un riesgo mayor de sufrir de Alzheimer, dijo Amariglio. por: Amy Norton

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.