Secretario no puede lidiar con la situación

Por: Gladys Guerra Arcelay

Luego de que la semana pasada el monitor federal que maneja la reestructuración de la Policía de Puerto Rico emitiera un informe que reafirma la falta de liderato que hay en esta Comisión del gobierno, personas relacionadas a la seguridad, así como representantes y senadores de la minoría política han solicitado la renuncia del secretario de la misma, Héctor Pesquera.

El Periódico Visión entrevisto a la senadora por el Partido Popular Democrático, Rossana López, quien fue más allá. Pues, además de hablar del rol del secretario de la agencia aseveró que: “El Departamento de Seguridad Pública fracasó. Ya es hora de que el gobierno acepte que cometieron un error, y crearon un monstruo de siete cabezas”.

Y es que a pesar de que las críticas al director de dicho departamento se han concentrado en su capacidad para combatir el alza en la criminalidad que se ha registrados en las primeras ocho semanas del 2018, el nuevo departamento aglomera todas antiguas agencias que el Estado había creado para tratar con asuntos de emergencias, bomberos y el sistema de respuesta 9-1-1, entre otros.

A juicio de la senadora todas estas nuevas comisiones están en estado de acelerado deterioro y la causa en común que explicaría la situación descrita es que: “El secretario (refiriéndose a Pesquera) no puede lidiar con la responsabilidad porque no tiene experiencia en eso.” Para la política es imperativo que se tome acción en este asunto porque la falta de organización en la agencia está trabajando con situaciones de vida o muerte de ciudadanos que no pueden esperar.
López radicaría una resolución, la Resolución del Senado 633. La misma tiene como propósito que el Senado de Puerto Rico cite al Secretario Pesquera al hemiciclo para que se someta a una vista en la que se le pedirá que rinda cuentas sobre sus ejecutorias y el estado de las dependencias del Departamento que dirige.

La senadora espera que, de aprobarse la resolución, Pesquera pueda explicar, entre otras cosas porque: “el 9-1-1 parece un “junker” de ambulancias y no funciona. ¿Por qué el gobernador tuvo que quitar de sus manos la investigación del número real de muertes causadas por el huracán María? ¿Por qué los números de desaparecidos de la Policía no cuadran con las estadísticas del Departamento de Justicia? ¿Cómo explica que las estaciones de bomberos no estén al día para atender emergencias? ¿Por qué no respeta los acuerdos provistos en las comisiones a su cargo para transferir o promocionar personal? ¿Por qué ninguna de las comisarías que conforman el Departamento tienen directores en propiedad y todos son interinos?”.

Aunque López no negó que uno de los problemas con el propio Departamento es que tiene demasiadas responsabilidades a su mando, dijo que se puede resolver de dos maneras.

Una es remover al secretario de sus funciones y buscar otra persona que sea más capaz para ocupar el puesto. No obstante, como declaró que el Departamento no funciona, aseveró que lo más razonable sería desmantelarlo y volver al sistema anterior en que cada agencia contaba con su autonomía, pero había mejor comunicación entre ellas para manejar los asuntos de prevención y seguridad que se desarrollan en el país.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.