Retroalimentación de arena para salvar playas en la Isla

Por: Sujeily Ortiz Vázquez

Tras el devastador paso del huracán María por nuestra isla, la zona costera sufrió daños y perdidas que dan por hecho que no existe un tiempo preciso para la recuperación de las mismas.

Las erosiones costeras fueron consecuencias del terrible oleaje que acompaño a este ciclón. Aún continua la planificación de una política pública para la mitigación de las zonas más afectadas. Una de estas zonas es el municipio de Rincón, específicamente en las Parcelas Estelas y la Playa Córcega.

En una reciente vista pública, celebrada el pasado martes, 13 de febrero; el representante José Pérez, presentó hace varios meses la Resolución de la Cámara 558 que ordena a la Comisión de Agricultura, Recursos Naturales y Asuntos Ambientales que realice una investigación sobre la erosión costera en todo Puerto Rico.

Pérez Cordero, mencionó en entrevista telefónica con nuestro semanario que uno de los factores que influyen significativamente en la situación son las construcciones cerca de la arena. Con esta resolución también desean penalizar aquellos infractores que por ejemplo remuevan sin autorización arena de las costas o simplemente construyan con maquinaria no autorizada en las diferentes zonas.

En la vista también depusieron oceanógrafos, e investigadores de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (RUM), al igual que residentes y pescadores de la zona, quienes también se han visto afectados por esta situación.

Mientras que Ruperto Chaparro, director de Sea Grant de la UPR en entrevista con VISIÓN mencionó que una de sus recomendaciones seria “achicar” la resolución para lograr una política pública inmediata. Además de solamente seleccionar algunos de los municipios más afectados por el huracán María.

Aunque se han propuesto varias medidas, lo importante según sostuvo el experto es lograr una demarcación de la zona para que se establezca hasta donde se pueden permitir las edificaciones y evitar las construcciones en lugares que todavía estén disponibles.

De igual forma Chaparro propuso la idea de la retroalimentación de arena en nuestras playas; que significa traer arena de depósitos subacuáticos y colocarla en estas zonas donde sea a perdido costa u orilla. Este proceso se ha realizado en varios estados de la costa este de los Estados Unidos y en la zona oeste de California.

El director de Sea Grant afirmó que este proceso es uno costoso; el proyecto tiene una inversión de alrededor de 25 a 30 millones de dólares.

Según una investigación realizada previamente por este medio, un geólogo entiende que la perdida de playa ha sido aproximadamente de tres metros por año, lo que significa que por algunos 40 años ha causado que el mar se trague la orilla.

Sin embargo, los escombros y material de construcción aún continúan en las orillas de las playas, se necesitan permisos tanto del Cuerpo de Ingenieros, Recursos Naturales y el municipio de Rincón para trabajar en los esfuerzos de la remoción de los mismos, esto sin hablar de las ayudas y permisología de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.