Restaurantes de la isla siguen luchando contra la pandemia

Los restaurantes de la isla siguen en pie de lucha.
A pesar del duro impacto que sobre este sector ha tenido la pandemia del COVID-19, la posibilidad de comer sano, sabroso y económico sigue estando presente para los puertorriqueños. Los Restaurantes en la isla aseguran estar cumpliendo con cada uno de los detalles de la orden ejecutiva ante el COVID-19. Aunque el panorama pueda lucir oscuro, los restaurantes, estos no “tiran la toalla” y se mantienen luchando para seguir subsistiendo a la par que ofrecen las mejores ofertas gastronómicas de sus establecimientos.
Además de acatar correctamente las instrucciones gubernamentales ante el COVID-19, los restaurantes velan por cumplir todas aquellas medidas de distanciamiento y salubridad que ayuden a prevenir los casos de coronavirus en sus instalaciones.


Además de esto, los clientes y consumidores deberán demostrar su educación siguiendo también todas las normas establecidas para poner a raya la pandemia a la hora de comer fuera de casa.
Ser un buen ciudadano va mucho más allá de poner la basura en su lugar ó saludar con un “buenos días”, “muchas gracias” o “hasta luego”.
En estos tiempos la buena educación se demuestra también cuando el cliente usa la mascarilla en todo momento y no tiene que esperar a que un empleado le indique que se la ponga o se la coloque correctamente. Mantener una distancia de seis pies en la fila, buscar otra ruta dentro del establecimiento menos congestionada para caminar y colaborar con el uso del hand sanitizer son algunas de las recomendaciones que muchos podemos llevar a cabo para demostrar una buena educación como comensales en estos tiempos.
Es importante que las personas aprendan a escuchar las instrucciones del personal del restaurante, a ser pacientes y saber aceptar cualquier instrucción que, aunque nos parezca un poco incómoda, es lo mejor para la salud y el beneficio de todos. Muchos creen que por estar en un restaurante con mesas al aire libre están exentos de portar la mascarilla mientras no estén comiendo. Sin embargo, aunque el riesgo pueda ser diferente, usar la mascarilla no está de más y es sinónimo de un buen ejemplo y conducta, algo muy necesario en estos tiempos para seguir enfrentando el COVID-19 en la isla.
La obediencia y la paciencia son dos “ingredientes” fundamentales para poner nuestro “granito de arena” en devolverle a la gastronomía puertorriqueña el estatus que merece. Cuidarla es tarea de todos.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

ASEGURAN QUE VISTAS DE TRANSICIÓN EN MUNICIPIO DE PONCE ESTÁN LLENAS DE FALTAS DE RESPETO

El portavoz de la  Alcaldesa  de Ponce Maria “Mayita “Meléndez Altieri, Harold Rosario denunció hoy que las Vistas del Comité de Transición del Municipio de […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: