Resolución de Año Nuevo

Por: Gladys Guerra Arcelay

Se acerca el final del año y con la tradicional costumbre de hacer resoluciones. Estas son metas o deseos que queremos construir o alcanzar en el nuevo ciclo que comienza. Siempre aparecen en medios publicaciones tradicionales de las resoluciones tradicionales: bajar de peso, encontrar trabajo y tener familia, entre otros. No faltan las publicaciones sensacionalistas que aseguran tener las respuestas mágicas que con velones o rezos asegurarán que en algún momento del 2019 llegue eso que se pidió en el último segundo del 2018.

Pero la realidad es que para poder alcanzar una meta o resolución de Año Nuevo se necesita mucho compromiso, dedicación y una gran red de apoyo que esté allí para poder darte ánimos cuando la meta parezca alejarse o cuando estés a punto de dejarla escapar. En la situación económica actual en la que vive el país una meta muy real para cumplir durante el 2019 es convertirse en microempresaria.

Y es que el Centro Empresarial para la Mujer comenzará sus nuevos ciclos de formación para mujeres que ya tengan su idea de negocio y no sepan como empezarlo o que ya lo hayan comenzado, pero quieran expandirlo o convertirlo en una fuente de ingresos más solventes. Según explicó Wanda Vega Rosado, gerente de las oficinas en Mayagüez, este programa se diferencia de otros que ofrecen porque ve al participante de una manera integral.

Es decir, mientras en otros sitios diseñan un currículo que esté preparado para personas que quieran abrir su negocio, en este lugar toman en cuenta las condiciones en las que viven las mujeres de escasos recursos o las mujeres que quieren ser microempresarias, pero no pueden por sus responsabilidades como madres, hijas, cuidadoras de familia, entre otros roles que suplen en la sociedad.

Además, Vega Rosado explicó que el programa va dirigido a mujeres porque según las estadísticas más actuales que tiene la Isla son las madreas solteras las que más se ven afectadas por la dependencia, ya sea de parejas o de ayudas gubernamentales que no las dejan experimentar una mayor calidad de vida.

Las madres jefas de familia constituyen casi el 50% de los pobres del grupo de personas que viven bajo el nivel de pobreza en el país. Vega Rosado dijo que el programa realmente es una experiencia de vida. Ya que, no solo buscan que las participantes puedan independizarse económicamente y lograr sus metas, que van desde tener dinero hasta comprarse un carro nuevo. Si no que encuentren un espacio en el que vean que hay más mujeres tratando de llevar a cabo sus proyectos y pueda formarse una red en las que puedan apoyarse unas a otras ya sea por lazos económicos como por personales.

Los próximos cursos del programa comenzarán en los meses de enero y febrero del 2019. La fecha límite para entregar solicitud es el 17 de enero del 2019. Para más información se puede comunicar al 787-805-4500 o al correo electrónico info@cempr.org.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Recibe el Periódico cada semana en tu correo eléctronico