Refugios en Hatillo no estaban listos para recibir ciudadanos

Por: Christian Irizarry Maysonet

A pocas horas de la llegada del huracán Irma, decenas de refugiados en el municipio de Hatillo tuvieron que ser movidos en dos ocasiones, debido a que las escuelas identificadas como refugios no contaban con los generadores eléctricos requeridos por ley. Esto, a pesar de que las certificaciones preparadas como resultado de inspecciones rutinarias anuales, indicaban que las tres escuelas cumplían con los estándares requeridos para recibir a los afectados.

Según el alcalde del municipio de Hatillo, José Rodríguez Cruz, la administración de los procesos de apertura y mantenimiento de refugios, fue una de las tareas más difíciles con las que tuvo que lidiar durante el paso del huracán Irma, debido a que las escuelas designadas como refugios, que contaban con certificaciones oficiales de aprobación, no contaban con todos los equipos necesarios para recibir a las personas que llegaron a ellas.

“Nosotros refugiamos a unas personas en las escuelas y a las dos de la tarde, cuando se fue el agua y la luz, no tenían generadores eléctricos. Tuvieron que ser removidas alrededor de 30 o 40 personas a una segundo refugio. Al otro refugio tuve que suplirle una planta eléctrica, porque tampoco tenía generador, y por poco tiene que ser cerrado. Así que los tres refugios fallaron en su administración”, comentó el alcalde.

Rodríguez indicó que esos refugios fueros certificados meses antes, pero “parece que esa certificación fue nula, porque ese generador no existía”, añadió Rodríguez. Según el alcalde, las certificaciones de aptitud de refugios son realizados anualmente por parte del Departamento de Vivienda y el Departamento de Educación. “Quien administra y certifica es el Departamento de la Vivienda y el dueño y propietario es el Departamento de Educación y el Departamento de Edificios Públicos. Esas dos agencias han sido emplazadas para el futuro… Todo iba bien hasta las dos de la tarde cuando ya las personas están ubicadas, explota el conocimiento de que no tenía generador eléctrico, por lo cual había que trasladar a las personas”.

El alcalde indicó que fueron un total de tres escuelas que no contaban con los generadores requeridos.

A pesar de la incertidumbre causada por la falta de equipos apropiados en las escuelas designadas como refugio, el alcalde se expresó satisfecho con la comunicación y coordinación llevada a cabo por parte del gobierno central. “En términos generales estamos satisfechos, lo único fue ese incidente de que los refugios no estaban habilitados según requiere la ley”, añadió Rodríguez.

Uno de los lugares más afectados del municipio de Hatillo lo fue Punta Maracayo Camping. “El paseo tablado fue severamente afectado.

El lugar sufrió un desplazamiento severo de arena. El día después del huracán nos encontramos con alrededor de cuatro a cinco pies de arena que tapó completamente el estacionamiento y el área de la entrada al complejo”, añadió Rodríguez.
Estas facilidades han sido recientemente remodeladas y forman parte del plan a largo plazo del plan de crecimiento económico del municipio, que se ha enfocado en la atracción del turismo interno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *