Recorrido por el Antiguo Cementerio Municipal de San Sebastián

Sus paredes guardan la memoria histórica del Pepino, vigilando el lugar donde descansan los restos de insignes personalidades de las artes, cultura y demás disciplinas que impactan la evolución de la sociedad pepiniana

El  pasado 2 de noviembre, la Sociedad Protectora del Cementerio del Pepino en coordinación con el Centro Cultural de San Sebastián llevaron a cabo la conmemoración de la riqueza cultural que representa el antiguo cementerio del Pepino. La actividad tuvo un recorrido, hubo comida, la participación de Paula Camila y un servicio para cerrar el evento; todo auspiciado por los “Productos Nita”. 
En diversos países del mundo es común y muy popular las visitas turísticas a cementerios; grupos viajan a los camposantos para admirar los panteones, las capillas, las esculturas, arquitectura, la simbología funeraria, el arte público, los sentimientos expresados a través de epitafios y visitar tumbas de personalidades reconocidas. Algunos cementerios son ciertamente museos de arte, por su rica arquitectura e historia. Puerto Rico posee varios que bien pueden entrar en esa categoría de museo o solitaria biblioteca por la riqueza histórica que guarda; uno de ellos es el Antiguo Cementerio del Pepino en San Sebastián.
Este camposanto tiene un gran valor arquitectónico, puesto que allí, se plasman estilos del siglo 19 y refleja de cierta forma el estilo de vida de los pobladores de esa época. Allí descansan personas que aportaron de diversas maneras al desarrollo socioeconómico y cultural del municipio y del país en general, así como algunas de sus personalidades ilustres. Generaciones de familias, personajes distinguidos, religión, clases sociales, entre otros son aspectos que se pueden reconocer a través de su arquitectura funeraria, y otras artes afines con la escultura.
“Sus paredes guardan la memoria histórica del Pepino, vigilando el lugar donde descansan los restos de insignes personalidades de las artes, cultura y demás disciplinas que impactan la evolución de la sociedad pepiniana como don Andrés Méndez Liciaga (primer historiador pepiniano y padre de Manuel Méndez Ballester), Narciso Rabell Cabrero (alcalde de San Sebastián), Cecilio Echeandía y Severo Arana, entre otros”, concluyó la presidenta de la Junta Protectora en San Sebastián, Sandra Vélez Pérez.
De acuerdo a historiadores, el pequeño cementerio cuenta con una calle estrecha de circulación principal localizada al centro del lote la cual cubre todo el largo del mismo. A cada lado se distribuyen una serie de panteones, tumbas y nichos. En el 1915 se construye, bajo la administración del alcalde Manuel Rivera Negroni, una capilla al centro del cementerio. Este es un edificio de una planta de forma rectangular con paredes exteriores construidas con ladrillo e interiores de madera con dos departamentos, uno para la sala de autopsia y otro para el depósito de cadáveres. Su fachada asimétrica fue diseñada al estilo neoclásico.
El Antiguo Cementerio Municipal de San Sebastián, localizado en la Calle Segundo Ruíz Belvis, inició sus funciones en 1826 y terminó de construirse en 1863. Por su gran valor histórico y arquitectónico, mediante la ley 158 del 9 de agosto de 2016, se declara sitio histórico a través de la Junta Protectora, y se incluye en el Registro de Sitios y Zonas Históricas de Puerto Rico. Según la Junta de Planificación de Puerto Rico (JP), cuenta con un área superficial de 10073.9225 metros cuadrados, lo que equivale a una hectárea.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Empleados FirstBank ofrecen ayuda comunitaria

“Es una responsabilidad muy grande cuando una empresa cumple tantos años sirviendo a un pueblo y más en medio de tantas necesidades que surgieron a raíz del huracán María. No […]

Suscríbete

%d bloggers like this: