Rechazan uso de terapias de conversión en el sector religioso

Por: Sheila G Matos Ramos/ sheilamatosram@gmail.com

Recientemente, en la Asamblea Legislativa se ha generado un debate por la consideración de un proyecto que busca establecer que las iglesias puedan prestar servicios de consejería basados en sus ideologías religiosas.

Tomando en consideración esta situación, la psicóloga clínica y presidenta de la Asociación de Psicología de Puerto Rico, Silma Quiñonez, conversó con Periódico Visión para manifestar su postura en contra, ya que la medida le prohíbe a los profesionales de la salud mental que no hagan uso de esas terapias, pero no les pone restricciones a las iglesias quienes, posiblemente, utilizan las terapias reparativas para provocar maltrato.

“Prohibir las terapias de conversión era como infringir en la libertad de expresión religiosa, ya que para efectos prácticos, las iglesias son las que, mayormente, hacen uso de este tipo de intervención. Algunas iglesias dentro de sus creencias entienden que la homosexualidad es una enfermedad o el resultado de la posesión de algún demonio”, manifestó la presidenta de la Asociación de Psicología.

Según la psicóloga clínica, “las personas consideran las terapias de conversión cuando se define que hay que cambiar la orientación sexual. Generalmente, son los padres son los que deciden someter a sus hijos a este tipo de terapia, ya que lo consideran algo no aceptable, que es una enfermedad o posesión demoniaca”.

A pesar de que hace muchos años no tiene conocimiento que se lleven a cabo este tipo prácticas, la presidenta de la Asociación de psicólogos comentó, “que las terapias de conversión más utilizadas por el sector religioso eran en términos de peligro físico y consistían en aplicarle descargas eléctricas en los testículos del hombre cuando tenían una erección ante una atracción por otro hombre”.

“El gobierno está haciendo una interpretación equivocada de lo que es la libertad religiosa. Para nosotros los psicólogos no hace sentido que el estado le prohíba a los profesionales de la salud que lleven a cabo este tipo de terapias, mientras que con las iglesias, no toman cartas en el asunto”, indicó Quiñonez.

De acuerdo con Quiñonez, el proyecto dice: “que si los padres que tienen la patria potestad y sus creencias religiosas los llevan a entender que esa orientación sexual no la quieren en su hijo, entonces, pueden someter al joven a consejería pastoral, pero la realidad es que la consejería pastoral, es otro nombre para lo que es terapia de conversión”.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Director Internacional de los Leones inspecciona trabajos de ayuda social

Por: Sheila G Matos Ramos/ sheilamatosram@gmail.com Con el propósito de revisar el trabajo de reconstrucción de propiedades realizado por la organización de ayuda comunitaria sin […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: