Quebradillas paga a contratistas sin permiso

Un informe de la Contraloría de Puerto Rico emitió una opinión cualificada de las operaciones fiscales del Municipio de Quebradillas en las que revela que se llevaron a cabo contratos de miles de dólares sin permisos de la Oficina de Gerencia de Permiso y sin fianza requerida. 

Este revela que Quebradillas llevó a cabo proyectos de construcción por 180,479 dólares, sin los debidos permisos. Las construcciones son: un centro comunal y la biblioteca electrónica en el Barrio Terranova.  No obstante, los permisos se obtuvieron veinticinco días después, y la fianza a la primera enmienda de dicho contrato, veintisiete días después.  Esto coincide con unas acciones parecidas que demuestra el Informe de Auditoría M-16-46 de 2016.

Durante la investigación el alcalde, Heriberto Vélez Vélez dijo que “desconozco el motivo, razón o detalles por los cuales se me investiga. Es importante resaltar que desde que inicié mi gestión como alcalde de Quebradillas, laboro conforme a las leyes y reglamentos que rigen el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. A mi pueblo de Quebradillas les dejo saber que desde el día en que fui electo por ustedes, el pueblo, trabajo con honestidad, transparencia y sacrificio para dotar a los residentes y visitantes con mejores oportunidades de desarrollo en todos los ámbitos. Atenderé esta situación con la responsabilidad que me caracteriza y continuaré enfocado en trabajar por nuestro pueblo”. 

Se encontraron seis hallazgos por la auditoría que muestran un pago por 18,047 dólares al contratista del centro comunal sin contar con la inspección y certificación final del ingeniero contratado. Asimismo, la Administración desembolsó 146,494 dólares al contratista de los baños y kioskos del Coliseo Raymond Dalmau, sin la firma del ingeniero inspector del proyecto. 

El departamento de Finanzas del municipio realizó luego de seis semanas de construcción los créditos presupuestarios necesarios para pagar contratos de construcción y servicios profesionales.  De igual forma, no fue hasta seis meses después de otorgados que se remitió al Registro de Contratos de la Oficina del Contralor las copias de contratos y enmiendas ascendentes a 435,566 dólares.  

También, más del 75 por ciento de los casos informados de incidentes de pérdidas e irregularidades, no se investigaron.  Esto repercutió en que el informe le recomiende al acalde que se asegure notificar los accidentes con los vehículos y la pérdida de propiedad a la Oficina del Contralor, en el tiempo que corresponde. 

Además, en este pueblo no se realizaron evaluaciones a los empleados, verificación e investigación a 147 empleados nombrados durante este periodo, tampoco ofrecían planes de capacitación de personal y no había actualizado el Reglamento de Personal ni el Plan de Clasificación de Puestos. Contrario a la Ley 81-1991 de Municipios Autónomos, pues esto impediría mantener una fiscalización eficaz de las finanzas. 

En este mismo informe se comenta que se mantenía a cincuenta empleados clasificados como transitorios hasta por más de veinticuatro años. Por otro lado, municipio también tenía dos demandas civiles por 1.2 millones de dólares pendientes de resolución por los Tribunales en el 2018. Y así hubo otros comentarios en el informe que señalaron irregularidades para el 2018, como que Quebradillas no había devuelto unos 28,876 dólares a la Administración para el Cuidado y Desarrollo Integral. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Fábrica que hace “breaker” en Arecibo continúa laborando

La fábrica industrial ABB ubicada en Arecibo, Vega Alta, Vieques y Carolina envió un comunicado a sus empleados en donde le reafirman que las operaciones […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: