Pueblo de Camuy y Arecibo, tendrán oficinas para sus senadores y representantes

Por: Pamela Hernández Cabiya

Manteniendo una distancia de un pueblo de por medio entre Camuy y Arecibo, se estipula que en los próximos meses y al transcurrir el año 2017, otorgarán fondos a senadores, representantes y al presidente del senado, una suma de dinero para habilitar espacios de trabajo en su zona. Se estipula, que el Presidente del Senado, Thomas Rivera Shatz tendrá una oficina en la avenida Muñoz en Camuy y el senador José “Joito” Pérez en conjunto con Chayanne Martínez, tendrán una en Arecibo.

Al transcurrir la noticia, se llamó al Senado de Puerto Rico donde confirmaros ciertamente lo mismo. No obstante, Los allegados a la información, critican el excesivo consumo que se obtendrá por gastos de renta, agua, luz e internet en dos oficinas que quedan relativamente cerca teniendo una crisis económica. La duda oprime en ¿qué tiempo tendrán para atender al público? ¿Es eficiente económicamente? ¿Cuánto es el presupuesto dado y por qué? Así que, a raíz de estas preguntas, el senador Chayanne Martínez por el Partido Nuevo Progresista, aclara dudas y da detalles del mismo.

“Estas oficinas surgen de unas economías que ha realizado el Senado. Comparada con el Senado anterior, nosotros hemos hecho economía de un 48% en todas las áreas y si la tenemos, podemos abrir de una forma u otra una oficina de distrito para primeramente mitigar las dificultades que tienen muchos ciudadanos en ir a diferentes agencias, canalizar sus precauciones y ver las necesidades reales. De igual manera, ayuda agilizar los procesos y gestiones realizadas por parte de la legislatura; tanto cámara como senado y obviamente tener contacto directo con la gente”, mencionó.

Adicional a esto, nos explicó: “El primer cuatrienio que tuvimos nos daban $1,000 dólares (incluyendo agua y luz), para montar la oficina. Eran mil dólares mensuales, valorándose en $12,000 dólares; pero en lo personal, llevo equipo de mi oficina legislativa. No hay equipos extras que comprar, solamente gastaríamos $12,000 dólares al año”.

Otro de los cuestionamientos aclarados era la disponibilidad de los senadores a la hora de poder cubrir con todas las necesidades de un distrito diariamente. “Sencillo, mi primer cuatrienio yo tuve una oficina y le dedicaba al distrito miércoles y viernes. Lunes para sesión, martes para vistas públicas y jueves sesión. Si tenía que hacer una vista ocular, la hacía en la mañana y en la tarde atendía público. Estamos hablando que atendía 35 a 60 constituyentes y podía salir de 7:00 a 9:00 de la noche; pero le daba el servicio que ellos buscaban. Indistintamente no se pudiera conseguir nada, el mero hecho que los atendiera e hiciera en frente de la persona las gestiones para ayudarlos, es suficiente. Se llamaba a los directores regionales y le explicaba que mientras estaba en la oficina se gestionara todo tipo de situación”.

Por otro lado, se le propuso la idea de fusionar las oficinas para bajar los gastos, uniendo la oficina de la presidencia con la de los senadores y representantes en Arecibo. “Eso es prerrogativa del presiente. Si el me dio ese dinero para yo utilizarlo en una oficina, lo considero. La carta ya me llegó, pero estoy considerando quizás escoger una oficina con un solo gasto e ir a la misma oficina del compañero “Joito” Perez y así atender el público”, culminó.

No obstante, en la crisis existencial que vive el pueblo de Puerto Rico, específicamente el Distrito de Arecibo, pide encarecidamente que se razone y se analice con detenimiento los gastos que se estarían trabajando y gastando en dos oficinas con un total de $24,000 dólares pudiendo reducirse a $12,000 dólares y ser una inversión al Senado. Se preguntó a ciudadanos de Arecibo y más de la mitad de los entrevistados votaron a favor de fusionar las oficinas, buscar un local que se pueda propiciar por el mismo municipio, que esté en desuso y atender la situación de 12 pueblos en una sola oficina. Se aclaró que, a pesar de que el Senado de Puerto Rico confirmara el mismo, mantuvieron resistencia ante la asignación presupuestaria y de las ideas que propone como reacción el mismo pueblo de Arecibo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *