Proliferan en Hatillo pequeños y medianos comercios

Por Viviana Tirado Mercado • Twitter: @VTiradoM

La rápida proliferación de pequeños, medianos y grandes negocios en el municipio de Hatillo ha abarcado desde la industria de la moda hasta la gastronomía, siendo este último uno que ha tenido la mejor acogida por los residentes de Hatillo y pueblos limítrofes. Quien tiene el timón de esta corporación es Sheila Sánchez Galán, de 29 años, y que con otras tres personas –su esposo, papá y esposa de su padre– administran el nuevo hogar de muchos hatillanos.

“Yo vivía en San Juan y ya quería regresar a Hatillo. Así que dejamos todo y nos mudamos”, dijo la hija adoptiva de Hatillo, pero oriunda de Arecibo. Tras mudarse, ella y su esposo desarrollaron la idea por dos años hasta que al fin pusieron el plan en marcha. No obstante, el huracán María llegó y desaceleró el proceso. En aquel momento, Sánchez Galán se empapó de todo los procesos y leyes que debía conocer para abrir su negocio. Ese que tanto había imagino. Logró por lo autodidacta acogerse a la Ley de Incentivos y Financiamiento para Jóvenes Empresarios (Ley 135), la cual por medio de incentivos una exención de contribución sobre ingresos por conceptos de salarios, servicios prestados o por cuenta propia, exención total de contribución sobre ingresos, patente municipal y contribución sobre propiedad de muebles.
También ofrece un incentivo de financiamiento y un programa para la inversión de capital de riesgo, así como rentas preferenciales de propiedades PRIDCO y Autoridad de Tierras, proceso expedito para los permisos y certificaciones. No obstante, la empresaria desconocía sobre algunos incentivos municipales a los que podía acogerse.

Según la información suministrada por la portavoz de prensa de Hatillo, Aracelys Otero, las tazas contributivas municipales se encuentran entre las más bajas de todo Puerto Rico. Esto incluye los arbitrios de construcción, patentes municipales, propiedad mueble e inmueble. Por lo que resulta un atractivo para los comerciantes. No obstante, entre otros incentivos que ofrece Hatillo son: el recogido de basura gratis; según la los datos suministrados, el 90% de los comerciantes se benefician del recogido de basura.

Además, se ofrece un programa de mantenimiento de infraestructura que incluye el asfalto a los estacionamientos, entre otros. Así como el auspicio de las actividades por parte del municipio y adiestramientos e incentivos mediante la Oficina del Consorcio.

“El personal del municipio orienta a los comerciantes y sirve de enlace con la Oficina del Consorcio para ayudarles a identificar fondos federales, que incluyen sin limitarse, incentivos, propuestas y además ofrece adiestramientos para los empleados”, dijo en declaraciones escritas la servidora pública.

Por último, el municipio funge como ente facilitador entre agencias gubernamentales entre las agencias locales y el gobierno central para al adelanto e identificación de ayudas al comerciante.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.