Profesores sin plaza viven cambios en la UPR

Por: Viviana Tirado Mercado | Twitter: @VTiradoM

La emigración de estudiante y el palpable aumento en la matrícula de los estudiantes, no es lo único que está ocurriendo en la Universidad de Puerto Rico (UPR). Diversos profesores sin plaza del sistema UPR fueron movilizados a otros recintos y unidades o dejaron ser profesores con carga completa a obtener una de carga parcial.
El presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Javier Córdova Iturregui, dijo que en la UPR en Utuado está situación es más tangible debido a los rumores de cierre de esa unidad y a la baja matrícula de estudiantes en el campus utuadeño.

De hecho, el portavoz de la APPU, quien también es profesor de la UPR en Arecibo, anticipó que esa situación pudiera incrementarse en enero debido a que, para el segundo semestre académico de la universidad, los profesores tienen una carga académica menor.

“Es algo que puede profundizar aún más en enero porque se dan menos clases que en agosto. Tenemos una seria preocupación de que haya profesores de Utuado que no se le pueda completar la carga académica y tengan que moverse a otros recintos. Esto tiene un impacto en la vida de la gente, porque si vives en Utuado y te mandan a Aguadilla y no tienes la posibilidad de mudarte, es bien fuerte”, aseguró Córdova Iturregui.
El presidente de la APPU dijo que conoce de primera mano profesores de Utuado que ya fueron trasladados a Aguadilla, Mayagüez y Arecibo.

Además, informó que a los profesores sin plaza en la UPR se le redujo la carga académica completa –es decir, 12 créditos o más– a una jornada parcial. Por tal razón, el docente vería una reducción en su salario.
“La soga parte por lo más finito y lo más finito aquí es la gente que está por contrato. El gobierno no te dice que son despedidos, es que como están en contrato, con no renovarle el contrato ya está. Hay muchos docentes que se están quedando sin contrato y otros que se los están bajando a carga parcial”. Agregó que “la universidad se ahorra millones de dólares a costa de las condiciones de vida de estos compañeros y compañeras”.

De hecho, dio como ejemplo el caso de un profesor del Recinto de Río Piedras. “Un profesor –sin plaza– que llevaba 31 años a tarea completa, se le redujo a tarea parcial. A ti te pueden bajar el 25% en la carga académica y eso representa un $75 de reducción en tu salario porque la escala salarial de un docente con doctorado a tarea parcial que tiene nueve créditos cada semestre, lo que se ganan son $12 mil al año. Es un salario de hambre”. Asimismo, la economista y profesora de la UPR en Arecibo, Martha Quiñones, coincidió con la narrativa de Córdoba Iturregui. La profesora dijo que a muchos profesores por contrato se les redujo la carga académica. La Junta de Control Fiscal (JCF) aprobó un presupuesto consolidado para la UPR de $1,364 millones. $587 millones provienen de los fondos mediante fórmula del Fondo General y otros $29.3 millones, a través de asignaciones legislativas.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.