PRODUCTO • MARCA • IDENTIDAD

Por: Gerson Lugo

A lo largo de mi carrera profesional, he observado lo común que es confundir la marca con un producto o servicio y a su vez con la identidad gráfica. Establecer claramente estos tres conceptos, es fundamental para hacer realidad una idea de negocio y lograr el éxito.
Construir una marca y una identidad gráfica sobre un producto no es cuestión de “me gusta o no me gusta”. Forma parte de un complejo proceso de investigación y planificación, para determinar las estrategias que se llevarán a cabo.
Producto ≠ Marca ≠ Identidad
El producto es lo tangible, el bien que adquirimos. La relación del consumidor con el producto que compra y usa es racional, porque hace referencia a los beneficios funcionales y el desempeño específico de ese bien o servicio.
La marca es una promesa. La relación del consumidor con la marca es emocional. La marca le da valor y relevancia al producto, lo diferencia y se construye una confianza y eventualmente se logra la lealtad del consumidor.
La identidad gráfica es lo que vemos. Se refiere al logo, color, tipografía y como se aplican a los diferentes medios: web, empaque, rotulación, redes sociales, uniformes, tarjetas de presentación, vehículos, etc.
Una vez se tenga el producto hay que construir la marca. Lo primero es visualizarla como otro habitante en una comunidad. Recuerda que habrá otros productos con el mismo fin por lo que debe sobresalir, se tiene que diferenciar. Las creencias y los valores de la marca deben ser afines con los de la comunidad donde va a vivir. Es por eso, que hay marcas que pueden insertarse orgánicamente en conversaciones cotidianas.
La construcción de una marca comienza con: propósito, audiencia, demográfico, psicográfico, estilo de vida, humanizar la marca, valores, personalidad y voz.
Una vez se delimiten los factores antes mencionados se sientan las bases para construir la identidad visual de la marca. Cuando el equipo de diseño comienza a elaborar dicha identidad utilizará los elementos gráficos que comuniquen los valores, la personalidad y la voz de la marca, y que sean afines con su esencia y audiencia. Es indispensable que la identidad sea consistente en todos los puntos de contacto que tenga la marca con su audiencia.
Cualquier inversión de tiempo y dinero para definir claramente la esencia de la marca valdrá la pena a mediano y largo plazo. Todos los esfuerzos de comunicación deben girar en torno a un mensaje en común que promueva la esencia de la marca.
Un producto con marca y una identidad gráfica bien definida, equivale a una posición sólida, para conectar con más consumidores y garantizar su lealtad.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Continúa el debate sobre el número de casos de autismo

Por: Lic. Nellie Torres de Carella – Directora, Instituto Fonemi El 2 de abril fue declarado por unanimidad por la Organización de las Naciones Unidas […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: