Problemas de salud después de los 50

Cada década de vida tiene sus particularidades y, según nos vamos acercando a la madurez, puede que surjan ciertos problemas de salud que pueden estar ligados, por ejemplo, a estilos de vida o a herencia familiar. Sin embargo, es una realidad que, según ha aumentado la expectativa de vida en el país, los avances de la tecnología y la medicina han hecho posible llegar a la “edad dorada” en mejores condiciones de salud que nunca.
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), Puerto Rico ocupa la sexta posición entre 35 países de Latinoamérica con envejecimiento acelerado de su población, mientras que la Encuesta de la Comunidad del Censo (2015) destaca que del 2000 al 2015 la población mayor de 60 aumentó de 11.2% a 18%. Tomando en consideración que ciertas condiciones de salud pueden ser más prevalentes a partir de los 50 años, sobre todo si no se han seguido estilos de vida saludables y acechan los factores genéticos, a continuación, la doctora Adelaida Ortiz, especialista en Medicina Interna, explica a qué se debe estar atento y recomienda qué se puede hacer.
“Después de los 50 años, tanto en hombres como en mujeres, se deben hacer cernimientos anuales para establecer si hay diagnósticos de alta presión, diabetes, hiperlipidemia y los cernimientos de cáncer”, indica la doctora Ortiz. Señala que se debe estar atento particularmente al cáncer de colon y al cáncer de seno. La colonoscopia debe hacerse a partir de los 45 años. La mamografía es a partir de los 40 años. A los 35 se debe hacer una mamografía de cernimiento; de los 40 a los 50 se debe hacer la maografía por lo menos cada dos años, y, después de los 50 años, anualmente, siempre y cuando no se tengan factores de riesgo, como historial familiar o historial de cáncer en el mismo paciente.
El riesgo de desarrollar cáncer del cuello de la matriz va a depender del historial sexual de la paciente. Sobre el cáncer de la próstata, Ortiz señala que no hay ninguna evidencia contundente de que hacer la prueba de sangre o la prueba de tacto digital va a ayudar a detectar el cáncer más o menos temprano.
El rol de la obesidad
Para la doctora Ortiz, si bien en todas las edades la obesidad juega un rol fundamental, es un factor de riesgo que se puede controlar para disminuir el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes en cada etapa de vida, sobre todo cuando se va entrando en edad.
¿Cómo afecta esto a los adultos? Cuando se desarrolla la diabetes en la adultez, el proceso de la enfermedad lleva varios años en el sistema por lo que, al momento del diagnóstico, ya se espera tener cambios asociados a la diabetes, como pueden ser cambios en la retina que ocasionan ceguera y cambios microvasculares a nivel del riñón y de las extremidades periféricas, enfatiza Ortiz. También se asocian a este cuadro la hipertensión, los problemas de colesterol, los cambios a nivel de las arterias del corazón y también cambios en el sistema inmune.
Deficiencia de vitamina D
La vitamina D ayuda al mantenimiento de los niveles de calcio y fósforo y, en conjunto con la hormona de la paratiroides, mantienen el hueso saludable.
Depresión y pérdida cognitiva
Aunque muchas enfermedades mentales, como la esquizofrenia, surgen en etapas más tempranas, en el caso de la depresión, el historial familiar y las circunstancias que esté viviendo el paciente van a tener un efecto en la posibilidad de que el paciente la desarrolle.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.