Preparación en caso de tormenta

Haga una lista para una limpieza general después de una tormenta. Inspeccione su propiedad. Calcule el daño que una tormenta podría causarle, y haga una lista de lo necesario para realizar las limpiezas y reparaciones de lugar, con vistas a una normalización. Podría necesitar sierras de seguridad, una podadora, un generador, o un vehículo utilitario.

Inspeccione sus equipos electromecánicos motorizados para uso exterior. Cerciórese de que estén en buen estado de funcionamiento. De ser necesario, lleve sus equipos a un centro autorizado de servicio, para su mantenimiento o reparación.

Ubique sus dispositivos de protección personal. Evítese la confusión de buscar zapatos fuertes, gafas de protección, cascos, ropaje reflectante, y guantes de trabajo, que deberán estar disponibles en un lugar accesible, junto con sus equipos.

Tenga a mano el combustible apropiado. Las estaciones de servicio y venta de combustible podrían estar cerradas, de manera que es importante contar con el combustible apropiado para sus equipos. Guarde su combustible en los envases recomendados. Use el tipo de combustible sugerido por los fabricantes de sus equipos. Es ilegal usar cualquier tipo de combustible con más de un 10% de etanol en los equipos electromecánicos motorizados para uso exterior (para más información acerca del tipo de combustible para equipos electromecánicos motorizados para uso exterior, visite www.LookBeforeYouPump.com).

Permanezca en calma y haga uso de su sentido común manejar sus equipos motorizados para uso exterior. Una buena dosis de sangre fría le facilitará llegar a las decisiones más inteligentes. No será el mejor momento para apresurar las cosas. Tómese el tiempo para pensar en la mejor estrategia para su limpieza general, reparaciones, y normalización de sus actividades.

Sea precavido en cuanto a la seguridad. Piense en los peligros a los que podría exponerse. Por ejemplo, el rebote de las sierras de seguridad, que podría ocurrir al moverla, o al tocar con ella cualquier objeto, o cuando la madera la muerde y la tranca al momento del corte. Párese siempre con su peso descansando firmemente en ambos pies, y ajuste su posición lejos de las partes cortantes. Agarre la sierra de seguridad con ambas manos. No incline ni estire su cuerpo demasiado, ni corte nada por encima de sus hombros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *