Portavoces senatoriales evitaran a toda costa la reducción de jornada laboral

Por: Sujeily Ortiz Vázquez

Sin distinción de partido y unísonos en el mensaje, los miembros del cuerpo senatorial de Puerto Rico lucharán contra viento y marea para evitar la posible reducción de jornada laboral en los empleados públicos, luego de presentada la demanda por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a el Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevarez. La JSF asegura que esta medida forma parte del plan fiscal presentado por el gobierno de Puerto Rico y que la misma podría ser implementada.

La senadora del Distrito Mayagüez-Aguadilla, Evelyn Vázquez dijo que esta imposición de parte de la JSF es injusta y caprichosa. Menciona que incluso la legislatura adelantó una sesión extraordinaria para trabajar sobre el retiro, y entonces evitar esta media. Al igual que Luis Daniel Muñiz, también senador del Oeste, los legisladores no descartan la posibilidad de tener que realizar desobediencia civil para evitar la disminución de jornada laboral.

El senador por acumulación, Abel Nazario cataloga esta medida totalmente innecesaria y aseguró que se pueden hacer ajustes antes de imponer una medida como esta. Aunque no negó que se podría implementar si no se logran los recaudos como está establecido en el plan fiscal.

Mientras, los portavoces de los partidos de minoría reaccionaron ante la posibilidad de una medida como la reducción de jornada parcial. Rossana López, senadora del Partido Popular Democrático asegura que esta medida forma parte del plan fiscal presentado a la JSF el pasado mes de marzo. La disminución de jornada laboral es un acuerdo entre ellos. Según la legisladora no tan solo se verán afectados los empleados públicos si no también futuros pensionados y la situación actual con las leyes de cabotaje.

Juan Dalmau Ramírez, portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) expresó que implementar esta acción realmente es una reducción salarial para los empleados públicos y profundizaría los niveles de pobreza y causaría una crisis social. “Es un balazo en el corazón del sistema económico del país…”, añadió. El legislador independentista mencionó que la eliminación del bono de Navidad no debe ser una opción como un tipo de recorte presupuestario, ya que el mismo es un complemento salarial para muchas familias en la Isla.

El senador independiente, José Vargas Vidot ve esta acción como el momento “mágico” donde el gobernador debe mantenerse abierto ante una negociación por el bien del país. También, mencionó posibles alternativas para evitar esta reducción de trabajo, como: el cobro de impuestos a las Empresas Foráneas y Multinacionales.

El presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, no quiso ofrecer expresiones sobre el tema.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *