Polvo fugitivo causa problema en Lajas

Por: Gladys Guerra Arcelay

Hace poco más de veinte años que abrió sus puertas la Bloquera Del Valle como una extensión de la Ferretería que ubica en la carretera PR – 116 en Lajas. Para ese momento, explicó su administrador Víctor López no había casas en el sector ni personas que residieran cerca del negocio, pero poco a poco eso fue cambiando y al lugar fueron llegando vecinos y comerciantes. Según explicó López, a él no le molestó la construcción ni la llegada de estos vecinos a la zona, sin embargo, les advirtió que por la naturaleza del negocio podrían en algún momento tener dificultades, ya fuera por el ruido o por otras cosas, como el polvo. Explicó que, en la zona, por lo general el viento circula en dirección a la bloquera. Sin embargo, cuando los camiones salen con la carga, el polvo suele seguir la dirección del camión.

Justo al lado de la bloquera vive el señor Damián Irizarry, quien asegura haberse mudado al sector poco antes de que se abriera esta parte del negocio, cuando solo era una ferretería. Aseguró haber hecho todo lo posible por aliviar la situación del polvo que invade su casa. Desde sembrar árboles hasta levantar cercas para construir una especie de muro de que contenga el polvo de caer en su casa.

Dice que los momentos más álgidos para él son cuando pasan los camiones, pues la nube de polvo es tan grande que cubre hasta la gasolinera y su casa, en especial el techo de la terraza de su hogar, donde el mismo se acumula. Ésto le ha ocasionado problemas de salud, especialmente respiratorios de alergias.

Esta situación provoca que el residente de la comunidad tenga que estar constantemente medicándose para soportar la situación en su casa. Hastiado de luchar contra el problema, acudió a las agencias correspondientes, pero al no verse escuchado, acudió a las oficinas del Senador Carlos Rodríguez Mateo para que llevara a cabo una vista ocular de la bloquera y viera qué tan grave es la situación.La vista ocular se llevó a cabo el pasado sábado, 9 de febrero de 2019. En ella estuvo presente representación de la Junta de Calidad Ambiental de la región de Mayagüez. Allí se inspeccionó la bloquera y se comprobó que ya la JCA había hecho unas recomendaciones a los dueños de la misma, pues en efecto había un problema de contención del polvo.

Para el momento en que se llevó a cabo la vista, los administradores de la Bloque Del Valle habían cumplido con los requisitos que la JCA les había impuesto. El más importante era que se instalaran una serie de rociadores de agua a través de toda la propiedad de la bloquera para mantener el polvo en niveles bajos y que no haga daño a la comunidad.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.