Poco personal en la OMME de Arecibo durante Isaías

Apesar de que el municipio de Arecibo tuvo un impacto menor durante la tormenta Isaías, el equipo de la Oficina Municipal de Manejo de Emergencias (OMME) solo contó con tres empleados activos mientras ocurría el temporal.  Esto, ya que en la semana pasada uno de los oficiales dio positivo a COVID-19. 

Según el director de la OMME, Eliud Pérez, dijo que, con un empleado de rescate, un radio operador y paramédico podía dar el servicio básico al momento. Además, añadió que cuentan con el equipo necesario para atender futuros ciclones en la isla. Afirmó que cuenta con el equipo para atender las emergencias que pueda provocar el paso del ciclón.  

Por otro lado, el director de la Zona de Arecibo del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead), Juan Santos, indicó que están vigilantes al desbordamiento en el Lago Dos Bocas en futuras tormentas y huracanes, ya que este pudiera llegar a inundar áreas del centro urbano de Arecibo.  

Debido a eso, el alcalde Carlos Molina, informó que desde hace un mes se ha estado realizando limpiezas en las alcantarillas. “Llevamos semanas realizando labores de limpieza de alcantarillas en las zonas inundables y a la fecha prácticamente todo lo hemos limpiado. Hemos estado pendientes a las áreas”, dijo el alcalde. 

Asimismo, explicó que las labores de limpieza incluyen la zona urbana del pueblo, así como los sectores los Caños, Rodríguez Olmo, Martell, La 10, Abra de San Francisco, entre otros.  El ejecutivo municipal resaltó que parte de la preparación realizada como parte de esta temporada de huracanes ha requerido ajustes adicionales por la pandemia del Covid-19, tales como identificación de espacios que sirvan como refugios adicionales en caso de movilizar más personas para el distanciamiento social. 

Sin embargo, el director de la OMME en Arecibo confirmó que para días antes del paso de Isaías, no había ningún refugio abierto porque “no era necesario. Estamos monitoreando y verificando los refugios que tengan los generadores y las cisternas por si hubiera que abrir alguno. También estamos monitoreando las costas, los ríos”. 

Por otro lado, algunos de los sectores que el lago Dos Bocas pudieran afectar de desbordarse son: área urbana de la Villa del Capitán Correa, La Puntilla, la comunidad Rodríguez Olmo, la urbanización Martell y varias calles del centro urbano.

La situación puede ser sumamente peligrosa ya que como informa el director de represas y embalses de la Autoridad de Energía Electrica (AEE), José Bermudez, este lago está al punto de desbordarse y el diseño de la represa no tiene compuertas que permitan controlar la cantidad de agua que se acumula. 

“Todo lo que venga en exceso se va a ir por el aliviadero. Dos Bocas es una represa de gravedad con un aliviadero para manejar el sobre flujo, es decir, para descargar lo que sobrepase el tope de ese aliviadero”, mencionó el director de la AEE. 

Este lago es parte de la cuenca del norte que está compuesta por cuatro represas y es un sistema interconectado que recibe mucha agua. Dos Bocas es la última represa de ese sistema, según los datos del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), la represa sobrepasó por dos pies su capacidad de almacenaje. 

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Preparados para unas primarias atípicas

La Comisión Estatal de Elecciones (CEE) implementó medidas de seguridad e higiene de cara al evento de las primarias. Los protocolos fueron aprobados por el […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: