PARADORES se enfocan en la calidad y seguridad ante cierre por COVID-19

Los dueños de los paradores BOQUEMAR Y COMBATE BEACH RESORT junto a otros comerciantes en Cabo Rojo, hicieron un llamado urgente a todos los comercios turísticos a implantar estrategias que fortalezcan el cumplimiento de las medidas y protocolos de salud para contener la propagación del COVID-19, de forma que puedan reabrir rápidamente.

“Estamos claros que la velocidad con la que se implantó esta nueva medida preventiva va a causar un impacto severo en muchas empresas turísticas. 

Sin embargo, los paradores somos familias puertorriqueñas sirviendo a otras familias del mundo, y nos preocupa más la calidad de nuestras facilidades y el bienestar de nuestros huéspedes, visitantes y empleados.”, indicó Tomás Ramírez, codueño del Combate Beach Resort.

Muchos empresarios de Cabo Rojo respaldan la orden ejecutiva municipal y se han movido nuevamente a la modalidad de ventas y servicio que había en la Fase 2 de reapertura. También indican la necesidad de más vigilancia y supervisión para asegurar el cumplimiento de las nuevas normas de convivencia comunitaria y las guías y recomendaciones del Departamento de Salud y la Compañía de Turismo. 

Entre ellos, Eldin Mora, dueño del restaurante World Cup Kitchen Bar y creador de “Las 100 de la Parguera” se expresó en apoyo a medidas de supervisión más consistentes.

Durante los pasados meses, los paradores han hecho una inversión sustancial para implantar los nuevos estándares de salud, higiene y seguridad requeridos por la Compañía de Turismo.  Además, llevan una campaña de educación al público en general sobre la importancia y la responsabilidad compartida de cumplir fielmente con las normas para mitigar la propagación del virus; y poder normalizar la actividad económica lo antes posible.

Estos comerciantes hacen un llamado a las agencias pertinentes para que asignen los recursos mínimos necesarios para la fiscalización efectiva, durante los fines de semana y las horas de más actividad económica. Entre estas incluyen a PROSHA, el Departamento de Salud, la Compañía de Turismo, el Departamento de Recursos Naturales, y efectivos de la Policía Estatal y Municipal de Puerto Rico. Consideran necesario que estas agencias intervengan con aquellos ciudadanos, alojamientos independientes y comercios que no cumplan con las normas y reglamentos establecidos a raíz del COVID-19.

Igualmente, convocan a todos los empresarios que componen la oferta turística en Cabo Rojo a que no permitan incumplimientos dentro y alrededor de sus negocios. “Necesitamos unirnos para evitar un segundo cierre total, lo cual sería mortal para todos nuestros negocios.”, indicó Tomás Ramírez.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

El Better Business Bureau crea una comunidad de negocios confiables

El Better Business Bureau (BBB), organización sin fines de lucro que monitorea las relaciones entre consumidores y compañías, se establecerá en Puerto Rico para crear […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: