¿Para qué sirve guardar las células madre del cordón umbilical?

Por: Kassandra Laracuente

La sangre que hay en el cordón umbilical de un recién nacido es fuente de células madre o progenitores hematopoyéticos.

Sirven, para el tratamiento de determinadas enfermedades de la sangre, como las leucemias o los linfomas (en niños también para ciertos trastornos metabólicos). El paciente debe someterse a agresivas sesiones de ‘quimio’ y radioterapia que acaben con todas las células malignas de su organismo. Estas terapias también aniquilan las células sanas de la médula ósea, por lo que se recurre a un trasplante que permita regenerar de nuevo la capacidad de la médula para fabricar los diferentes componentes sanguíneos.

Antes de determinar la viabilidad del trasplante se realizan diversos estudios de compatibilidad (en el caso de tener guardada la muestra del cordón, sería 100% compatible) y de viabilidad a partir de la cantidad de células madre disponibles atendiendo al peso del paciente (por ello es tan importante seguir los protocolos internacionales FDA y AABB para obtener el mayor número de células madre).

Una vez tomada la decisión, en el Laboratorio se prepara la muestra para el trasporte y con el paciente se inicia un proceso de preparación que consiste en recibir altas dosis de quimioterapia para eliminar cualquier resto de enfermedad maligna que afecta al paciente. Luego, se le somete a una terapia con inmunosupresores para evitar el rechazo al trasplante por parte del propio organismo (de ahí la ventaja de guardar la sangre del cordón del propio niño).

Ahora, el paciente está preparado para el trasplante, hasta este momento han pasado días y se indica al laboratorio la entrada de la muestra para la fecha en la cual al paciente se le inyecta la células madre (también llamado progenitores hematopoyéticos), para que estas células “aniden” en la médula osea y allí comiencen a dividirse y a multiplicarse.

El trasplante no es doloroso para el paciente y dura aproximadamente media hora.

Este trasplante puede hacerse con células de la médula ósea de un donante compatible (emparentado o no con el receptor), en algunos casos procedentes del propio paciente (autólogo) o bien con las que hay en el cordón umbilical.

Hoy por hoy, para ciertas leucemias y linfomas el único tratamiento posible es un trasplante. Las células madre del cordón umbilical son a día de hoy, el tratamiento más eficaz.

¿Por qué son mejores las células madre del cordón umbilical?

La principal ventaja es que está siempre disponible y siempre es compatible.

Tasa de éxito mayor si se utilizan para el trasplante células madre procedentes del cordón umbilical (74%) en comparación con células madre de médula ósea (44%).

¿Puedo reutilizar las muestras de sangre para varios trasplantes?

Cada unidad de sangre de cordón umbilical sólo puede emplearse con un único paciente. El éxito del trasplante radica en la compatibilidad y en disponer del mayor número de células madre.

Entre 1992 y 2005 en España se han realizado 1.082 trasplantes de progenitores hematopoyéticos, de ellos, 328 con sangre de cordón umbilical. En todo el mundo se han efectuado cerca de 6.000 trasplantes de células de cordón hasta la fecha.

Crédito: americancellbank.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *