Para noviembre el reciclaje en Mayagüez

Por Gladys Guerra Arcelay

A partir del mes de noviembre la compañía Conwaste comenzará el programa de reciclaje en el municipio de Mayagüez. Contrario a otros pueblos donde este servicio conlleva un costo, en la Sultana del Oeste será gratuito para los primeros 10,000 residentes que participarán del programa. Representantes de la compañía explicaron que solo comenzarán con este número de casas pues no pueden cubrir el el universo de los residentes de la ciudad, pues no podrían asumir el costo. No obstante, si este programa piloto funciona como se espera, ya para el año 2019 las 40,000 residencias podrán participar del programa de reciclaje.


Carlos Contreras, presidente de la compañía de recogido de basura, expresó que durante las semanas que quedan del mes de octubre se producirán dos eventos importantes. El primero se compone de una serie de orientaciones a las comunidades que serán impactadas por el programa de reciclaje para explicarles que materiales serán recolectados por la compañía y cuales no, además, de los días en los que se han programado las rutas. El segundo evento, es la entrega de los envases azules en los que las personas, se supone, desechen los materiales reciclables para que puedan ser aceptados por la compañía recicladora, lo que se hará casa por casa. Conwaste explicó que los materiales que pueden ser reciclados no han cambiado, lo que se modificó es la forma en que se recogen y se aceptan los mismos. Básicamente, se siguen aceptando los plásticos como botellones de refrescos, botellas de agua y galones y medios galones de leche. Asimismo, se aceptarán plásticos que se utilizan para detergentes y que son de colores. En cuanto al papel, solo se aceptará el papel de copias y el de periódico normal.  También se recogerán cartones corrugados y de cajas pero que no estén cubiertos por capas de cera. Es decir, que solo son cajas como las de envío de paquetes que no tengan nada pegado. En cuando al aluminio se aceptan las latas de salchichas, cornbeef, atún y habichuelas.


No se aceptarán materiales como el “foam” en el que empacan los huevos, los “shoppers”, envases de plásticos ni juguetes. Lo más importante es que las personas que van a reciclar primero enjuaguen los envases. La compañía pide que el medio galón de leche, por ejemplo, le saquen el residuo que quedan, si es posible con agua para que no se mezclen los residuos en el envase. Lo mismo con las latas si pueden vaciarlas el reciclaje sería más efectivo. De la misma manera piden que les quiten las etiquetas a los envases de plástico. No tienen que quitarlas completas si no lo más posible.


Al cuestionarle a los representantes de la compañía porque hay tantas restricciones para poder reciclar, explicaron que todo se debe a la guerra de impuesto que comenzó el presidente Donald Trump con China. Y es que el país asiático es el primer consumidor de basura en el mundo. Antes aceptaban todo tipo de desechos, pero desde que le impusieron los impuestos la respuesta fue aumentar las restricciones que tiene la basura para ser aceptada y poder ser reciclada. De ahí que los desechos reciclables ahora tengan que estar más limpios antes de poder ser enviados. Si las personas no cooperan el proceso que ahora se ofrece gratuito conllevaría un gran costo, pues la compañía tendría que cubrir el gasto y pasarlo al consumidor.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.