Pandemia trastoca velatorios en la isla

Puerto Rico ha pasado procesos muy fuertes desde el paso del huracán María, muchas personas perdieron sus viviendas y se vieron en la calle. En los pasados meses, antes de la llegada del 2020, la vida de los puertorriqueños se volvió a ver trastocada con los movimientos de tierra y más reciente con el COVID 2019. 

Actualmente, la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, mediante orden ejecutiva decretó el cierre de los comercios que no ofrecen servicios esenciales a la ciudadanía. De igual modo, se ha decretado un toque de queda de 9 de la noche a 5 de la mañana. Las personas que no cumplan con esta orden ejecutiva serán multadas. 

Entre las grandes preocupaciones existentes con esta orden ejecutiva están los protocolos establecidos para los dueños de funerarias. Las funerarias del país podrán operar de manera limitada, no se permite conglomerado de personas en sus instalaciones y no están autorizados a celebrar velatorios. Los fallecidos deben ser sepultados o cremados de manera inmediata. Otra alternativa es dejar el cuerpo del fallecido en un congelador hasta tanto se pueda celebrar un velatorio, luego de pasada la orden ejecutiva. Por su parte, el empleado de la Funeraria Mayagüez Memorial, Prudencio Camacho, indicó que se están tomando las medidas necesarias para no tener conglomerado de personas en las funerarias. “Las gestiones que se hagan deben hacerse por teléfono. No estamos permitiendo que se hagan velatorios ya sea en la funeraria o fuera de ella¨, dijo Camacho.

Asimismo, el presidente de la Junta de Embalsamadores de Puerto Rico,Orlando Rodríguez, indicó que el proceso de embalsamar cadáveres sigue siendo el mismo, esto tras la situación que se presenta en la isla con el COVID-19. “El proceso sigue siendo el mismo, ahora bien, los embalsamadores estamos pidiendo a las funerarias que les prestamos servicios nos tengan equipo de protección durante la preparación de los cadáveres”, dijo Rodríguez. En cuanto a la situación que se tiene con los velatorios por el asunto del COVID-19 dijo: “En este periodo de cuarentena no se pueden celebrar velorios por seguridad. No pueden realizarse ni en las casas ni en las funerarias, pero las funerarias que tengan la facilidad de preservar los cuerpos en refrigeradores pueden ofrecer a sus clientes hacer un velorio una vez culmine el periodo de cuarentena”, explicó el embalsamador. De igual modo, Rodríguez mencionó que un cuerpo puede estar de tres a cuatro meses preservado luego de ser embalsamado, esto a pesar de que hay que considerar otros factores como es el estado del cuerpo una vez fallece.      

Ciertamente no tener la oportunidad de tener un duelo tiene unas repercusiones emocionales en los individuos. La psicóloga Roxany Rivera catalogó como sumamente importante que los individuos tengan un proceso de duelo a la hora de trabajar con una pérdida. “Es importante que las personas pasen por el proceso de duelo, que reciban un abrazo de sus familiares y amigos, recibir ese pésame es reconfortante. En los velorios se dan procesos de duelo como es contar anécdotas de vida con ese fallecido. También, es como un proceso de preparación para despegarnos físicamente de ese ser querido”, dijo Rivera. La psicóloga aseguró que hay que tomar en cuenta que algunas personas deciden no pasar por estos procesos, pero hay individuos que requieren un duelo para poder superar la pérdida.

De igual modo, la psicóloga clínica de Psico Médica del Oeste, Sharleene Ruiz, manifestó que la posibilidad de que familias no puedan despedir a sus fallecidos de manera normal puede generar un duelo inconcluso. “A esto se le añaden varios factores entre los cuales está el proceso de la muerte; si fue repentina o si había un deterioro de salud. Las personas pueden sentir ante una pérdida sentimientos de culpa, frustración y hasta duda de cómo manejar su regreso a la casa tras la ausencia de su fallecido”, mencionó Ruiz. La psicóloga clínica manifestó que de no poder tener la oportunidad de hacer un velatorio los familiares de los fallecidos pueden optar por realizar un proceso íntimo para despedir a su ser querido.    

Las personas que sientan alguna afección emocional  incontrolable pueden recurrir a algún profesional de la salud. De igual modo, se pueden comunicar a la línea paz al 1-800- 981-0023 donde recibirá apoyo emocional.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

GOBERNADORA ELIMINA PROVISIONALMENTE EL PAGO DEL IVU EN ARTÍCULOS DE PRIMERA NECESIDAD

La gobernadora, Wanda Vázquez Garced, anunció la exención temporera del pago del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU), en la compra y venta de artículos […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: