Paciente recuperada del COVID-19 cuenta su historia


La mujer de 56 años fue atendida en el  Hospital Metropolitano Dr. Susoni

Una mujer de 56 años recuperada del COVID-19 brinda su testimonio sobre lo que significó ser un caso positivo al virus. Su historia nos recuerda que aún en medio del temor que genera esta enfermedad, hay casos de recuperación. 

La mujer, quien no será identificada para preservar la identidad de quienes han dado positivo, tomaba multivitaminas que le brindaban un poco de energía para poder prepararse su comida. Aun así, aseguró necesitar mucho esfuerzo para hacer algún tipo de movimiento. Un agotamiento extremo la derrumbaba cuando quería siquiera levantarse de la cama. Perdió el sentido del gusto, tenía infección de garganta, escalofríos, dolor en las coyunturas y mareos. Dolores cada vez más frecuentes y agudos.

“Empecé con un poco de infección de garganta, inmediatamente me preocupé y comencé a tomar antibióticos, agua con sal, bicarbonato de sodio, limón; hice varias de las alternativas casera para prevenir. Entonces empecé a sentir escalofríos, sin embargo, verificaba la temperatura y no tenía fiebre. También tenía un cansancio peor del que si hubiese trabajado todo un día, intentaba levantarme, pero no podía” comentó la mujer.

Por otro lado, sus hijos insistían para que asistiera a una sala de emergencia cuando escuchaban su voz por teléfono. Así que al continuar con la sintomatología durante siete días la mujer decidió acudir al hospital. “Cuando hablaba con mis hijos por teléfono me decían que me escuchaba ahogada, pero yo les decía que estaba bien. Que era parte del asma para que no se preocuparan, pero me daba el tratamiento del asma y no respondía, continuaba la voz seca. Mis hijos me insistieron que fuera al hospital, pero se me hizo bien difícil llegar por los mareos” añadió.

Una vez en el centro de salud la mujer fue puesta en aislamiento y preparada para hacerle pruebas donde detectaron síntomas de sinusitis, infección de oído, bronquitis e incluso solo tenía un 70 por ciento de oxígeno. Después de varios estudios realizados y una prueba rápida se determinó dejar a la fémina en el hospital.

Más tarde, después de nueve días, la mujer salió entre aplausos, música y globos del Hospital Metropolitano Dr. Susoni; había superado el COVID-19. Durante la cuarentena en su hogar dice mantener poca energía y dolores musculares. Entonces sus hijos le dejan la comida afuera de la vivienda para evitar el contacto, sin embargo, admite no tener apetito. Dijo que la enfermedad duele en lo físico y en lo moral porque sufren todos los seres que están alrededor del enfermo. “Todo esto para mí ha sido bien agobiante, uno le da pánico, viéndose en esa situación y escuchando tantas cifras de muertos. Por otro lado, la tristeza de mi familia, quienes han estados preocupados y se comunican por videollamadas. Todo el malestar que uno tiene en el organismo crea malhumor, aburrimiento y una necesidad constante de querer dormir, que todavía persiste y no se cuento tiempo más dure” comentó.

Desde el momento del diagnóstico, y siguiendo las recomendaciones médicas, la mujer permanece aislada. También asegura que el Departamento de Salud y el Municipio se ha mantenido en comunicación para darle seguimiento y ponerse a la disposición. La imagen de la mujer de 56 años supone un rayo de esperanza para los enfermos que luchan por derrotar al COVID-19.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Peluquerías preparadas para volver a la actividad

Ni revistas, ni compañeras de charla mientras se espera en el salón de belleza. Las peluquerías se están preparando para reabrir sus puertas, pero para […]
%d bloggers like this: