No se rinden municipios ante el Departamento de Educación

Por Gladys Guerra Arcelay

El municipio de Mayagüez, junto con los de Añasco y Sabana Grande, insisten en defender en corte su oposición al cierre de escuelas determinado para este agosto por el Departamento de Educación (DE) antes de que finalizara el pasado curso escolar 2017-2018. Y es que a pesar de que el supremo paralizo la orden del tribunal de Arecibo para que no se cerrarán las escuelas de ese distrito, esto no significan que todos los casos similares que se ventilan en corte tengan que ser paralizados.

El abogado Arnaldo Irizarry explicó que en el caso del área Oeste se pudo seguir con el caso porque la sentencia que emitió el Tribunal Supremo sobre los casos de Arecibo no es vinculante. Es decir, que no aplica a todos los casos. Eso sí, si son los mismos alegatos que se utilizaron en Arecibo, pues el caso podía ser desestimado. Sin embargo, la propia sentencia del tribunal dictaba podrían seguir adelante casos que tuvieran otros alegatos que no fueran el perjuicio a los afectados, como la discriminación.

Fue por ello por lo que entonces el tribunal de Mayagüez acogió el alegato de que las escuelas que se están cerrado se seleccionaron al azar porque están ubicadas en municipios populares y en precintos donde es fácil corroborar que el electorado favorece esta colectividad en las elecciones. Por ello no se desestimó el caso y se decidió escuchar los alegatos de los demandantes.

Irizarry se mostró muy convencido y complacido con haber demostrado su caso. Pues los 24 testigos que desfilaron en el tribunal lograron demostrar que se les esta discriminando por ser seguidores del Partido Popular Democrático (PPD).
El abogado dijo sentirse muy confiado con el caso que estaba llevando en corte desde sus inicios, antes de cambiar los alegatos, puesto que el estado había pedido la desestimación de este en cinco ocasiones y la corte negó la petición en todas las ocasiones.

Incluso el Periódico Visión en un aparte con el alcalde de Añasco, Jorge Estévez, preguntó si estaba de acuerdo con el giro que ha tomado el caso en los tribunales y comento que “Yo no quiero descartar nada. Pero que casualidad que las dos escuelas que van a cerrar están en distritos que favorecen a este servidor a mi colectividad”.

Por su parte, Irizarry expresó que, aunque esta confiado en que sus alegatos pueden prevalecer en corte los abogados deben tener dos sacos: uno para ganar y otro para perder. Lo que parece dar por hecho es que pase lo que pase en el transcurso del caso, la controversia podría terminar en el tribunal Supremo.
En el caso de que el tribunal les de la razón y se confirme que las escuelas se cerraron sin los debidos procedimientos requeridos por la Ley 85 de Reforma Educativa porque hubo discrimen político, esperan que los abogados del estado apelen la decisión.

En cuyo caso, seguirían el curso hasta llegar al más alto foro judicial. De perder, entonces serían los municipios los que apelen la sentencia para evitar los cierres, injustificados desde su punto de vista, lo que haría que pudieran llegar también al Supremo.

Al cierre de esta edición el caso sigue desfilando prueba en el Tribunal de Mayagüez, Periódico Visión continuará dándole seguimiento a la noticia en desarrollo.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.