No funcionó modelo de vivienda pública en la Isla, asegura secretario de Vivienda

Por Jeniffer Wiscovitch Padilla
El modelo de vivienda pública en Puerto Rico, implementado en la Isla desde los años 30, no funcionó para el secretario de la Vivienda, Alberto Lastra Power, por lo que cree en el desarrollo de un nuevo concepto de los llamados caseríos, que permita la integración social, oportunidades de empleo e integración al centro urbano de sus residentes.
Lastra Power indicó que los residenciales públicos comenzaron a establecerse en Ponce, el Viejo San Juan y Carolina, y que se crearon como un remedio temporero para las personas que, en ese entonces, estaban llegando de los pueblos de la montaña a las ciudades para trabajar. Esas personas estaban viviendo en condiciones precarias, dijo.
“Empezamos a resolver un problema difícil con un remedio, tal vez, temporero de lo que es los residenciales públicos en Puerto Rico, y llegamos al concepto del residencial y al edificio que todos sabemos que es un residencial aunque estemos a una milla de distancia, por la arquitectura y la ingeniería económica…”, explicó el secretario de la Vivienda.
El funcionario expresó que al colocar mucha gente pobre en un solo lugar, como es el caso de los residenciales públicos, no permite la diversidad de ingresos que hay en las ciudades.
Ante el fracasado modelo que de ser temporero se convirtió en permanente, Lastra Power aseguró que los residenciales públicos se han mantenido separados del resto de la sociedad. Incluso, mencionó que no se están construyendo centros comerciales cerca de los caseríos.
Por esta razón, en su agencia han cambiado la planificación y la arquitectura de estos edificios. Lastra Power explicó que en el nuevo modelo podrán vivir personas de diferentes sectores, los que no pueden pagar, los que tienen Sección 8, los que tienen subsidio de crédito contributivo y los privados (que pueden pagar por la renta). El funcionario aseguró que no habrá diferencias entre los que vivan en los nuevos residenciales y que el desarrollo parecerá uno privado en cuanto a la infraestructura.
La intención del funcionario de Vivienda es tratar de integrar los residenciales a la sociedad, convirtiéndolos en lugares que tendrán una fachada urbana, con entradas abiertas y con estacionamientos en la calle. Proyecta que comercios, como tiendas y oficinas, se establezcan cerca para que puedan brindar empleos e “inyectar una inversión económica en ese sector”.
Este proyecto dará comienzo en Caguas (José Gautier Benitez), en Hato Rey (Las Gladiolas) y en San Juan (Puerta de Tierra). El secretario de la Vivienda manifestó que se encuentra en negociación con un desarrollador privado, quien se encargará de invertir con los créditos contributivos correspondientes y operar el proyecto por 15 años.
Lastra Power indicó que el nuevo modelo de vivienda pública llegará “poco a poco” a diferentes municipios de la Isla y que se estaría implementando solo en los residenciales que ya no tienen “vida útil”, para así poder demolerlos y comenzar la nueva construcción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *