Menores con discapacidades enfrentan dificultades en sus escuelas

admin

Por: Dayanara Godén Ramos
periodicovision@gmail.com
dayanaragoden@gmail.com

El Programa de Educación Especial y la Oficina Regional Educativa de Mayagüez establecen que en el año académico 2019-2020, la matrícula de estudiantes es de 44,520 de los cuales 15,544 están registrados en el Programa de Educación Especial, lo que corresponde a un 35% de los estudiantes.
Los servicios de terapia física y ocupacional, la transportación para actividades recreativas y equipo tecnológico, son algunos aspectos que merecen atención en muchas escuelas públicas en el área oeste. Estos factores representan un atraso al momento de integrar niños con condiciones particulares; tales como: autismo, discapacidad intelectual, discapacidad múltiple e impedimentos cognitivos avanzados. Además, la dificultad y lentitud que se presenta para asignar asistentes a estos menores a tiempo, es alarmante.
La escuela Segundo Ruiz Belvis en Mayagüez, es una de las facilidades escolares que tiene una entrada significativa de niños con discapacidades en grados elementales. Dicho plantel cuenta con 3 salones de autismo, 2 salones para tratar deficiencia intelectual, 1 salón de impedimentos múltiples, 1 salón para niños sin audición y 1 salón de modificación de conducta.
“La matrícula consiste en 219 estudiantes de los cuales, 148 son parte del Programa de Educación Especial. Actualmente hay 22 asistentes nombrados y se está en espera de 5 asistentes adicionales, que brindan compañía a los menores con discapacidades asistiéndolos en las clases. Como parte de las atenciones a esta población escolar, ofrecemos trasportación para que reciban sus terapias”, expresó Carmen Mangual Bonilla, directora de la escuela.
Presentamos como ejemplo, el caso de un estudiante que cursa el segundo grado en la Escuela Segundo Ruiz Belvis, el mismo sufre de perlesía cerebral y como consecuencia, su sistema motor no funciona adecuadamente. Su madre Angélica Matías Ríos, explica su preocupación, “El Departamento de Educación debe mejorar en cuanto a la situación con las asistentes; muchas veces no hay o cambian con frecuencia. Mi hijo lleva cinco años en la escuela y hace dos años se logró otorgarle una asistente. Es difícil integrarlos en actividades extracurriculares, como excursiones debido a que las guaguas no están diseñadas, para transportar menores con discapacidades. Además, no hay personal suficiente para llevar a cabo las terapias físicas” indicó Ríos.
“La falta de equipo tecnológico que permita adaptar el currículo académico, para impartir clases es una de las dificultades que hemos tenido por mucho tiempo. Los maestros constantemente compramos materiales, de otra manera, no habría forma de trabajar la enseñanza con nuestros niños de educación especial. Llevamos dos años que se hacen los pedidos, y nunca llegan. También la región carece de profesionales, para brindar terapia ocupacional y física”, concluyó María del Pilar Maldonado, presidenta del Comité de Consejo Escolar de la escuela Segundo Ruiz Belvis.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Director de Puertos se reúne con Asociación de Navieros

El director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos (APPR), Anthony Maceira Zayas, junto a su equipo de trabajo, se reunieron ayer con la Asociación de Navieros de Puerto Rico […]

Suscríbete

%d bloggers like this: