Mayagüez despide a un gigante de la comedia

Por: Gladys Guerra Arcelay

El pasado domingo, 28 de enero la Sultana del Oeste y el pueblo de Puerto Rico le dijeron hasta luego al comediante y polifacético artista Ysrael “Shorty” Castro en el Cementerio Municipal de la ciudad. El cuerpo del pequeño gigante de la comedia llegó a Mayagüez el viernes. Estuvo expuesto en la funeraria Fernández para beneficio de los familiares y amigos cercanos. Luego, fue trasladado el sábado al Palacio de Recreación y Deportes donde el pueblo podría ir a rendirle sus respetos y despedirlo con una gran fiesta, como pidió el fenecido.

Periódico Visión habló con algunos de los asistentes a la actividad para saber qué los motivó a asistir al lugar. Asistentes que no quisieron identificarse dijeron que fueron porque en vida él los hizo reír y era más que justo acompañarlo en estos momentos y desearle que descansara en paz. Otros fueron en familia a presentarle sus respetos al artista, oriundo del Barrio París de Mayagüez. En este caso los asistentes comentaron que asistieron al funeral de pueblo por el apoyo que el artista prestara en vida a los jóvenes que se están formando en las artes del entretenimiento en el país.

Aunque los restos de Castro llegaron al Palacio a las 10:00 de la mañana, no fue hasta las cuatro de la tarde que comenzó la gran despedida de pueblo que había solicitado el artista. La fiesta empezó con la interpretación de varios temas que compuso Castro por la orquesta que fundara en Mayagüez “Happy Hills”. El toque mayagüezano lo impartieron al entonar los versos del himno apócrifo del Colegio de Mayagüez, en una canción que llevaba el mismo nombre escrita por el artista para la agrupación. Asistentes a la actividad aprovecharon la ocasión para dar unos pasos de baile, y de esta manera rindieron homenaje a la vida del artista.

Además de residentes del país, artistas y políticos se dieron cita en el lugar para despedir al artista. Entre los artistas que se presentaron al lugar estuvieron: Ottilio Warrington “Bizcocho”, Carmen Nydia Velázquez, Eddie Miró, Luis Vigoreaux, y Alex D’Castro quien entonó una melodía solicitada por el comediante antes de morir para que se cantara específicamente en la despedida de pueblo.

Por otra parte, la familia de Castro se mostró preocupada porque en la Isla se preserve el legado del artista. Es por ello, que ya en la ciudad se baraja la posibilidad de abrir un museo en la escuela elemental, Francisco Asenjo, donde estudio el comediante. Allí también se presentará el legado de otros artistas de Mayagüez.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.