Madres en tiempos de coronavirus

Criar a los hijos y prepararlos para ser personas de bien nunca es tarea fácil y en tiempos de coronavirus la situación se vuelve aún más difícil. A propósito del día de las madres que muchas mujeres celebraron este domingo 10 de mayo, reconocemos la labor de estas progenitoras que con mucho esfuerzo y amor crían a sus hijos en un panorama que nunca se imaginaron que experimentarían como madres.

Educar a los niños en tiempos de coronavirus comienza por explicarles lo que está pasando en un lenguaje que sea sencillo para ellos. Así lo asegura la Dra. Roancy Arocho González, psicóloga clínica con sub-especialidad en neuropsicología. Arocho asevera, que una buena estrategia para reducir el impacto de esta crisis en los hijos es estar pendientes de ellos, preguntarles lo que sienten ante lo que está pasando y dejarlos que se expresen. “Hay que recordar que nosotros debemos modelar lo que queremos que ellos hagan” señala.

Entre las estrategias que la Dra. Roancy recomienda para la crianza de los hijos en el hogar, está el usar un cuaderno para los niños con diferentes actividades y establecer una rutina de eventos o tareas. De esta forma, en cada momento del día tendrán algo que hacer y vivirán una sensación de normalidad. Lo importante es tener un plan que les demuestre a los hijos seguridad y tranquilidad.

Sheila Javier González

MADRE CREATIVA

La historia de Sheila Javier González está llena de experiencias innovadoras. Madre de una pequeña de 2 años y 9 meses, Sheila ha pasado de ser una madre con poco tiempo para compartir con su bebé, a estar con ella todo el día producto de la situación de la pandemia. Sheila quien es terapista físico se encuentra en su casa y allí tiene muchas oportunidades para compartir con su hija. Esta joven madre asegura, que como no le gusta que su hija pase mucho tiempo sentada frente al televisor, se las ingenia con múltiples actividades en las que la creatividad y la diversión estén garantizadas. Su esposo, quien está trabajando desde la casa momentáneamente, no tiene mucho tiempo para ayudarla y a Sheila le ha tocado estar ejerciendo su rol de madre mucho más tiempo del que nunca se imaginó. Asegura que es algo duro pero gratifificante y busca siempre dedicarle tiempo de calidad a su hija.

Camil Vega

MADRE EN EL SECTOR DE LA SALUD
La experiencia de Camil Vega quien cría a un niño de 8 años y a una hija adolescente de 15 años evidencia la realidad que viven muchas madres en la isla. Vega asegura que ha tenido que turnarse con su esposo para poder estar en la casa y cuidarlos. Con la hija mayor, afifirma que tiene que ayudarla mucho por la ansiedad que recibe ante la cantidad de trabajos que su escuela le asigna. La educación del menor se ha convertido prácticamente en un “home schooling”. Tanto ella como su esposo trabajan en la industria de la salud y al regresar del trabajo extreman las medidas de higiene antes de saludar y abrazar a sus hijos. “Trato de sacarlos afuera al patio a algún lugar donde no haya gente para que hagan deporte y con la grande que pueda estar hablando con sus amigas a través de Zoom y mantener algún tipo de contacto social así sea virtual” –asegura Vega.

Esta madre, residente del oeste de la isla, asevera que una buena estrategia para con los hijos en estos tiempos es la de buscarles alguna actividad en casa. Exhorta a todas las madres a mantener un balance entre la vida profesional y personal.

Janett López

MADRE DE UN HIJO UNIVERSITARIO

Ser mamá de un hijo universitario en tiempos de coronavirus no es sencillo. La historia de Janett López es una experiencia viva de cómo sin importar la etapa escolar una madre siempre está allí de una u otra forma para apoyar a su hijo. López asegura que, aunque su hijo no ha tenido que asistir de forma presencial a la universidad, son muchas las asignaciones y temas que éste recibe y es poca la ayuda de los profesores para aclarar sus dudas. Aunque Janett estudió lo mismo que su hijo está estudiando, y esto le facilita un poco el ayudarle con las tareas y proyectos, esto no es el caso de muchas madres. Ayudar a sus hijos en la universidad en tiempos en que la educación es virtual no está tan fácil para muchas progenitoras.

La estrategia y el consejo de Janett para todas las madres con hijos en edad escolar radica en estar allí con ellos para lo que necesiten. “Hay que darles el apoyo para que vean los retos que tienen ahora mismo y vean las posibilidades más que las limitaciones” asegura López. “Lo mejor es tratar de ir viviendo juntos un día a la vez”, señala.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Animales, los olvidados en la mudanza

Los vecinos del sector La Quinta en Mayagüez denunciaron que dos perros y un cerdo fueron abandonados en una casa que dejó de ser habitada […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: