Luchan por WIPM

Por: Gladys Guerra Arcelay

Tras el anuncio la semana pasada del cierre de las facilidades de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública (WIPR) del cierre de sus instalaciones en Mayagüez, los empleados de la agencia han quedado en una especie de limbo que no les garantiza seguridad en el empleo.
Ésto porque, a pesar de que se ha ofrecido mover a 14 de los 15 empleados que trabajan allí de la Sultana del Oeste para las instalaciones de la WIPR para Hato Rey, para muchos significaría tener que dejar sus trabajos, pues no pueden costear mudarse al área metropolitana o movilizarse a ella todos los días.
Wilfredo Rodríguez, líder de la Unión General de Trabajadores (UGT), que representa a los empleados de la corporación, se reunió el lunes, primero de abril, con miembros de la legislatura con la intensión de que inspeccionaran las facilidades mayagüezanas y vieran el potencial que tienen para producir la programación de calidad que el canal puede realizar.
El líder explicó también que la razón para el cierre de estas facilidades es para economizar en el presupuesto general de WIPM. No obstante, es confusa la información que se tiene al respecto, pues realmente no se sabe cuanto podría economizar la agencia con el cierre de esta emisora, que no es una mera retransmisora de la agencia en el área metropolitana, porque tiene licencias propias para salir al aire.
Esta no es la primera vez que se ha hablado de cerrar la estación en el área oeste. En el 2010, con la entrada en vigor de la Ley 7, se despidieron un sin número de empleados entre ellos la periodista destacada en el área oeste. Y también se cancelaron programas que se producían aquí como el de Remi y el de María Chuzema.
Aun así, Rodríguez explicó que el anuncio les tomó por sorpresa ya que ellos habían preparado en el estudio local el set para seguir haciendo el Show de Chucho Avellanet, que se comenzaría a grabar desde aquí, pero por razones de hospedaje decidieron seguirlo produciendo en San Juan.
Rodríguez espera que con el apoyo de la legislatura se pueda llegar a un acuerdo para que la gerencia de la corporación pueda venir a Mayagüez a ver las instalaciones antes de tomar la decisión definitiva, ya que entienden que la misma fue una arbitraria que se hizo sin tener en cuenta el potencial que se puede explotar de este canal para el beneficio del país y de la propia corporación.
Mientras, otras personas de la comunidad y hasta los mismos legisladores locales han propuesto que el canal no se cierre. Sino que se forme una especie de alianza público-privada, ya sea con el gobierno central o con el municipio, para que el canal pueda seguir abierto y no se afecte la vida de estos empleados que tendrían que renunciar si no pueden relocalizarse a San Juan.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.