Los ascensos son castigos para los policías

Por: Gladys Guerra Arcelay

La última semana de febrero coincidió con la Semana de la Policía de Puerto Rico. Junto con la celebración vinieron los nombramientos y asensos de todos los agentes que tomaron exámenes y los pasaron satisfactoriamente. Como es usual, junto con el nuevo cargo llegó un ajuste monetario.
Sin embargo, para sorpresa de muchos, también llegó una reubicación a una nueva área de servicio.
Periódico Visión entrevistó al presidente de la Asociación de Policías Organizados, el sargento Lowell Matos, quien confirmó la situación que se está dando con policías que recibieron los nuevos puestos en las comandancias de Aguadilla y Mayagüez. Aunque indicó que a la hora de tomar el examen los policías sabían que los nombrarían en las plazas que estuvieron disponibles, se supuso que los moverían a plazas más cercanas a las que estaban trabajando antes de ser ascendidos.
Así, los policías que trabajaban en las comandancias de Aguadilla y Mayagüez han sido reubicados en pueblos tan distantes como Ciales y Morovis, que pertenecen a la zona de Bayamón. Matos indicó que para tomar el examen se hizo una convocatoria abierta en toda la isla por lo que en todas las áreas de la policía debe haber plazas para estos agentes sin tener que reubicarlos a lugares tan lejanos a su puesto inicial.
Indicó, que esta situación lo que está provocando, es más indignación en las filas policiacas, es que los policías se desanimen más.
Pues, nuevamente les faltaron a las promesas de aumento de sueldo que representaba el asenso, ya que si bien hubo un ajuste de sueldo, el mismo se anula con los gastos que tendría el agente en moverse de Mayagüez al área central o metropolitana al cual fue transferido. Lo cierto es que para estos policías las opciones en su nueva situación no son muchas. Matos explicó que pueden ir a la Oficina de Recursos Humanos y presentar su caso, pero que la advertencia en la convocatoria en la que indicaba que la administración de la agencia se reserva el derecho de mover al personal según lo crea necesario, hace las apelaciones más difíciles.
Por estas razones, Matos indicó que lo que se prevé es que más policías continúen reportándose enfermos, o renunciando a sus puestos para irse a la empresa privada o fuera del país. Lo que provocaría que la inseguridad en la isla y la grave falta de personal empeore con respecto a la situación que vivimos actualmente.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.