Lo que se comienza, se termina

Mónica E. Pagán Nieves – Estudiante

Las elecciones de este año 2020 sin duda algunan han sido de las más importantes e interesantes en la historia de Puerto Rico; se han dado en medio de una pandemia global y más importante, fue la continuación de lo que se comenzó en la manifestación del verano 2019. Cargada de campañas y movimientos educativos exhortando a inscribirse y sacar la tarjeta electoral, así como la exhortación de votar y terminar con ese bipartidismo que tanto daño le ha hecho al pueblo puertorriqueño. Según lo que se pudo observar estas elecciones fueron el escenario de múltiples movimientos de diversos sectores, pero todos con el mismo fin: terminar con el bipartidismo, pero específicamente con el Partido Nuevo Progresista y el Partido Popular Democrático. Este fenómeno de movilizar a las personas en especial a los jóvenes fue producto de esa manifestación masiva resultado de una indignación y coraje colectivo que unió a las personas y las llevó a la calle. Lo antes expuesto presenta el propósito y la encomienda en estas elecciones, que consistía en cambiar ese bipartidismo tradicional en la gobernación, las alcaldías, el senado y la cámara. Como resultado tenemos una pluralidad y diversidad en estas últimas dos, lo que en realidad es un avance y progreso. Sin embargo, aunque tenemos un cambio en esto, con senadores de todos los partidos, tenemos por otro lado las alcaldías que aún conservan ese bipartidismo entre el PPD y PNP, y cuyo cambio en algunas (excluyendo el caso de Guayanilla) ha sido de PNP a PPD. Finalmente, también tenemos una vez más al primer mandatario “electo” de dicho Partido Nuevo Progresista. Entonces nos debemos preguntar: “¿Acabamos en realidad con el bipartidismo dañino gubernamental?” la realidad es que no.
El bipartidismo que ha reinado cada cuatrienio por los últimos 72 años no va a ser derrotado en un solo día, esto es un proceso gradual que de seguro tomará tiempo. Sin embargo, si debemos estar orgullosos, porque sí ha comenzado un cambio, y hubo respuesta a todas las campañas que buscaban educar al país. Es evidente que se desea, se anhela y es necesario un cambio, pero esto es solo el comienzo.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

De vuelta a la pandemia

Rafael J. Figueroa – Estudiante Noviembre 2020, todo lo relacionado respecto a las elecciones generales de nuestro país (excepto ciertos “inconvenientes” con el conteo de […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: