Líderes Cooperativistas del Norte le Salen al Paso a la Junta de Supervisión Fiscal

Por: Christian Irizarry Maysonet

Como resultado de la aprobación por parte de la Junta de Supervisión Fiscal del plan fiscal certificado de la Corporación Pública para Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico (COSSEC), han sido varios los líderes cooperativistas de Puerto Rico que han alzado voz en protesta por las medidas recomendadas en dicho plan. La oposición de las recomendaciones, estriban principalmente en que las medidas son vistas como innecesarias, ya que, según el mismo gobierno de Puerto Rico, el movimiento cooperativista se encuentra en una sólida posición fiscal.

“Es interesante como empiezan reseñando como el movimiento cooperativista es un pilar en la economía de Puerto Rico, que los recursos [activos] de las cooperativas han aumentado durante la crisis económica, que COSSEC no tiene deuda pública, no es poseedora de obligaciones que requieran reestructuración, no posee déficit estructural, está capacitada para cubrir todos sus gastos operacionales, no depende de fondos del gobiernos central. Además plantean que COSEEC cuenta con suficientes reservas, por lo que tienen los recursos suficientes, para en el caso de tener que responder por alguna pérdida, estarían las reservas adecuadas”, expresó Erixson Gómez Cruz, presidente ejecutivo de la Cooperativo de Ahorro y Crédito Dr. Manuel Zeno Gandía.

A pesar de lo expresado anteriormente por parte del mismo gobierno central, el plan fiscal certificado de COSSEC incluye recomendaciones que preocupan a los líderes cooperativistas, ya que, según ellos, atentan contra la administración y participación del movimiento, al recomendar la creación de un comité que usurparía los poderes y funciones que tradicionalmente ha ejercido la junta del organismo. “Lo primero que hay que señalar es que no es cierto que nosotros [los cooperativistas] estamos en control de la junta directiva de COSSEC. Es una junta compuesta por nueve miembros: cuatro son representantes cooperativistas, cuatro son representantes del gobierno, y hay un miembro, que es el que muchas veces es el más importante, que es representante del interés público, que también es nombrado por el gobierno”, añadió Gómez Cruz.

Según Julio Gómez Portalatín, presidente del Consejo Regional de Cooperativas del Norte, las medidas incluidas en el plan fiscal de COSSEC, “[s]on innecesarias porque el sistema está sólido, tienen las fortalezas necesarias, y las cooperativas han acumulado las reservas necesarias para enfrentar cualquier eventualidad. De hecho, fue el propio COSSEC que exigió que se establecieran las reservas para poder atender la merma de ganancias que no se recibirían por los intereses que se supone fueran generadas por esos bonos”, refiriéndose a la cantidad de dinero invertido en bonos del gobierno central por parte de varias cooperativas de Puerto Rico.

Otra de las medidas incluidas en el plan fiscal del COSSEC es la posibilidad de que cooperativas puedan ser adquiridas por instituciones no cooperativistas. “Nos oponemos severamente a esa medida ya que atenta contra la tradición de buen servicio que ha servido bien a la gente por décadas”, añadió Gómez Portalatín. “El sistema cooperativo está diseñado y preparado para enfrentar toda eventualidad. No es la primera vez que Puerto Rico enfrenta una situación económica difícil. Cuando una cooperativa se enfrenta a dificultades, existe la posibilidad de ser adquiridas por otras cooperativas que han tenido la capacidad para absolverlas”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *