Ley de Armas amenaza deporte olímpico

Por: Gladys Guerra Arcelay

Para el presidente de la Federación de Tiro y Armas Cortas, Reinaldo Irizarry la nueva Ley de Armas que se presta a aprobar el Senado de Puerto Rico tiene dos funciones claras. Una es crear una industria de armas en la isla y la otra hacer desaparecer el deporte del tiro al blanco auspiciado por el Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR).

Irizarry explico que una consecuencia directa de la flexibilización para que las personas obtengan armas en la isla podría atraer más inseguridad a la situación actual que se vive en el país. El, también, miembro del COPUR, explicó que ahora para poder obtener permiso de portación de armas y comprarlas se requiere que la persona se someta a un estudio de campo, también conocido como el “back ground check”.

Este estudio lo lleva a cabo la Policía de Puerto Rico y se tarda varios días. Por lo que la persona interesada en portar armas no puede comprar la misma de inmediato. Al eliminar este requisito, la nueva ley permite que una persona pueda comparar y sacar el permiso de portación en tan solo un día, sin que se tome encuentra posibles tendencias criminales que tenga el comprador, lo que, a su juicio crearía más inestabilidad en el país.

Para Irizarry es irónico que mientras en Estados Unidos jóvenes están protestando en las calles para que se establezcan medidas más estrictas a la hora de comprar armas de fuego que se pueden usar en las masacres que se han visto en Pulse, Las Vegas, y más recientemente en Parkland, aquí en Puerto Rico se utilice como pretexto la segunda enmienda para provocar que sea más fácil comprar uno de estos instrumentos.
Sin embargo, para Irizarry el objetivo principal de cambiar la Ley es eliminar la existencia de la Federación de Tiro del COPUR. Pues, cuando las personas sacan el permiso de portación un requisito adicional es hacerse miembro del organismo y pagar una cuota anual de cinco dólares. Con este dinero la Federación puede preparar a los atletas que representaran a la Isla en las Olimpiadas en esta disciplina.

Si bien es cierto que los interesados en este deporte, como en cualquier otro, comienzan a prepararse desde muy jóvenes, se preparan con armas neumáticas no con armas de fuego. Irizarry comento con el Periódico Visión que ellos han asistido a todas las vistas públicas y han escuchado los motivos de cada grupo interesado en la ley. Así como han expuesto sus preocupaciones. No obstante, sienten que intereses privados están cabildeando para que este proyecto se mueva sin importar las objeciones.

Es por ello por lo que Irizarry y la Federación de Tiro están haciendo un llamado a la legislatura para que no aprueben el proyecto a ciegas. Ya que el mismo puede afectar la integridad y la seguridad de los ciudadanos del país están solicitando que se lleve a cabo una especie de referéndum en el que sean los puertorriqueños quienes decidan con su voto si quieren que sea más fácil portar un arma legal en este país o no.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *