Las Vivianas de Winda

admin

‘Las Vivianas’ de Winda son diferentes, transgresoras, rebeldes, amantes. Si no fueran tan simples estas cuatro palabras podrían reducir la nueva novela de la periodista y autora Winda Rodríguez, Las Viavianas.
El libro fue presentado en una especie de noche bohemia en el Museo Casa Pilar Defiló, con la Introducción del artista Antonio Martorell y la participación de la autora en un conversatorio con los asistentes.Si bien la novelista explicó que esta es una obra de ficción, dejó muy claro que se basó en un hecho de la vida real que fue a su vez doloroso para su familia, pero transgresor en la sociedad, y es que su abuelo tenía una amante que se llamó precisamente Viviana. Si es la misma Viviana o no, solamente lo sabrá la autora, pero quedó claro que escribir sobre este personaje destapó que todavía siente un coraje inconsciente por los pleitos que el comportamiento de su abuelo provocó en su casa.
Ahora, como personaje parece ser la heroína perfecta. No solo está de acuerdo en permanecer como ‘la otra’, sino que desde la clandestinidad, está segura de que obtendrá el poder que necesita para controlar a la amante, que nunca piensa romper el matrimonio que creó ante la sociedad.
Pero al mismo tiempo, a ella no le molesta que ese matrimonio no se rompa. En palabra de la propia escritora: “Viviana es una feminista”.
A preguntas de los presentes, Rodríguez fue bastante escueta con la trama de la novela, pero sí contestó que le ha encantado estar en diversas presentaciones del libro, porque cada persona que lee su introducción encuentra o la analiza desde distintos puntos de vista que hacen que ella se pregunte si de verdad ella escribió eso en la novela.
Y es que al parecer la historia es sencilla, pero de tal profundidad que cada persona puede identificarse con ella y analizarla desde una perspectiva muy justa.
Durante su presentación, Martorell hizo hincapié en que esta novela no solo cuenta la historia de las Vivianas, también hace una especie de radiografía de la clase y situación política del país.
Explicó que, desde su punto de vista, a través de unos personajes muy bien creados la escritora echa mano de su trabajo como periodista durante tantos años para que la novela siga en la tradición de disectar la “gangrena” que invade la colonia, pero que el pueblo y los políticos se niegan a cortar para que el país sane, mientras la infección se sigue esparciendo.En cuanto a la dinastía de las Vivianas, el pintor dijo que cada vez que leía la novela no podía dejar de pensar en la autora de esta. Ya que es arriesgada, tiene carácter y hace y dice lo que le da la gana asumiendo las consecuencias que ello traiga. Así como lo hace su amiga la periodista de toda la vida Winda Rodríguez, quien con su forma de escribir y hacer periodismo no teme a decir la verdad con sus escritos.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Policía municipal defiende su plan para el casco urbano de Mayagüez

Por Gladys Guerra Arcelay Desde hace algunas semanas, El Periódico Visión viene publicando una serie de reportajes acerca del seguimiento y refuerzo que se le dá a la ordenanza municipal, […]

Suscríbete

%d bloggers like this: