Las Iglesias se preparan para volver a la normalidad

Isaac López

Volver a abrir las puertas de las iglesias para los feligreses conlleva una serie de pasos y medidas para lo que muchas iglesias ya se están preparando. Diversas religiones están afinando los detalles de los planes y protocolos que seguirán cuando vuelvan a abrir sus templos. De esta forma esperan evitar mayores contagios en lugares donde la fe y la esperanza son los “ingredientes” que más se necesitan en la lucha contra la pandemia. Aunque muchas religiones han usado las redes sociales y diversas plataformas tecnológicas para mantener viva la fe y realizar cultos virtuales, es muy cierto que nada sustituye el hecho de estar físicamente en un templo y poder compartir con muchos de los hermanos la adoración al Señor.

Sin embargo, muchos consideran que por el momento Puerto Rico no está preparado para dar “luz verde” a la apertura de las iglesias. Las estadísticas de contagio que maneja el gobierno, así como la debilidad que se ha observado en el sistema de rastreo en la isla, no generan seguridad a los líderes religiosos para pensar en una pronta reapertura. Mucho más, cuando la mayoría de las personas que asistían a las iglesias en la isla son de la tercera edad. 

La Dra. Keren Riquelme, especialista en organizaciones sin fines de lucro asegura que, como instituciones eclesiásticas, las iglesias tienen que encontrar un balance para seguir brindando los servicios sociales y espirituales manteniendo la prevención y las medidas de higiene entre sus feligreses. Riquelme señala que se les ha estado pidiendo a los líderes religiosos que cuando las iglesias abran lo hagan con un 25% de capacidad, aunque ello conlleve modificar sus horarios o hacer más cultos. Resalta que con el fin de seguir cumpliendo los protocolos de distanciamiento social las iglesias tendrán que adaptar sus prácticas y ritos religiosos. La especialista asegura que, si se cumplen todas las medidas de prevención e higiene, las iglesias deberían ser el lugar más seguro después de las casas.

El Padre Luis Javier Rivera, párroco de la Iglesia Católica San José de la Montaña en Lares, cree que la isla aún no está preparada para autorizar a sus ciudadanos a regresar físicamente a las iglesias. Rivera señala que hay muchos factores que impiden controlar la presencia y el distanciamiento de las personas dentro del templo y que ante esto lo mejor es esperar y velar por el estado de la salud de los feligreses. Asegura que la diócesis de Arecibo está preparando un protocolo de seguridad para cuando se pueda volver a disfrutar de la misa en persona. 

Ante un eventual retorno, Rivera explicó que se han estado realizando jornadas de limpieza y se aplicarían medidas de higiene más estrictas, así como la reducción del contacto físico en los ritos religiosos. El que las iglesias sigan cerradas a causa de la pandemia no es algo que a Rivera le preocupe. “La grandeza de la misa, la dimensión de la eucaristía es algo muy grande y llega a donde sea, haya público o no”, acotó. 

Héctor Ortiz Vidal, presidente de la Iglesia metodista en Puerto Rico aseguró que para ellos la vida humana es sagrada. Vidal señaló también que mientras la isla no cumpla con los criterios de la Organización Mundial de la Salud y el Centro de Control y Prevención de enfermedades de Atlanta, no se debería pensar en una reapertura de los templos. 

La Iglesia Metodista ha elaborado un conjunto de reglas diseñadas en cómo poder volver a abrir los más de cien templos que hay en la isla siguiendo las medidas de prevención, distanciamiento social e higiene. Este protocolo está basado en opiniones de médicos, epidemiólogos y de empresas salubristas. Vidal enfatiza que no abrirán las puertas a sus más de 15 mil feligreses si no están seguros que el gobierno ha estado avanzando en la lucha ante el oronavirus en la isla. 

El Pastor Francisco Ariel Toro de la Iglesia Presbiteriana Evangélica de Añasco señaló que han indagado entre sus miembros y muchos prefieren esperar a que la situación mejore para poder volver a asistir a los templos. “No es que no tengan fe, pero lo que pasa es que ellos quieren ser prudentes pues no solamente piensan en ellos sino en los demás” asegura Toro, quien también afirma que estarán prestos a tomar temperatura y dar equipos de limpieza e higiene a sus feligreses una vez haya más confianza de volver a las iglesias. 

El Pastor Héctor Acevedo, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el oeste de Puerto Rico aseguró que se encuentran preparando un protocolo de 20 pasos que ayude a la feligresía a seguir las normas de prevención, higiene y distanciamiento social al retomar los cultos. Entre las medidas que la Iglesia Adventista espera tomar, destaca una mayor separación de los bancos en los templos, entrega de mascarillas a quienes la necesiten y una mayor provisión de instrumentos de limpieza e higiene. Tan solo en el oeste de la isla hay más de cien iglesias adventistas y 11 mil feligreses que esperan volver con ansias a adorar al Señor en los templos.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

HORMIGUEROS ESTABLECE SISTEMA DE RASTREO PARA CASOS DEL COVID - 19

El alcalde de Hormigueros, Pedro J. García Figueroa, informó el miércoles en comunicado de prensa, que ya el Municipio Autónomo de Hormigueros estableció  su sistema […]
%d bloggers like this: