“La crisis ambiental toca a tu puerta; ¿la dejas entrar?”

Paulina Minguela Torres – Estudiante de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez

¿Por qué tan solo hablamos de la crisis ambiental cuando tenemos toldos sobre nuestras cabezas, agua hasta nuestros pechos y lágrimas en nuestros ojos?
Perdimos 4,645 vidas a causa del huracán María. Perdemos nuestras costas a causa del incremento de los niveles del mar. Perdemos nuestros hogares a causa de inundaciones cada vez más frecuentes. Perdemos nuestros alimentos a causa del clima extremo, lo cual resulta en una labor cada vez más ardua para los agricultores. Perdemos arrecifes, cuerpos de agua, bosques… Lo perdemos todo. ¿Y por qué no te inmutas? ¿Por qué no te importa? Te levantarás y te arremeterás en contra de todo lo que atenta a la salud del ambiente cuando el desastre toque a tu puerta, cuando sea tu vida y tus pertenencias quienes corran riesgo.
El cambio climático afecta mayormente a aquellas personas de bajo recursos, quienes no tienen hogares seguros, dependen de cosechas para sobrevivir y no tienen los recursos económicos para reestablecer lo perdido. Estas comunidades vulnerables son las mayormente afectadas a causa de las acciones de los privilegiados. ¿Cómo? ¿Acaso vigilas cuanta basura produces en tu hogar? ¿Acaso vemos a los políticos implementando medidas ambientales? ¿Acaso vemos a los medios promoviendo la importancia de salvar al ambiente como tema prominente y consistente? No, no lo veo. De hecho, aportar al fin de la crisis ambiental, es contribuir al fin de la injusticia social en este país y en todo el mundo. La crisis ambiental arremete en contra de nuestra salud física y mental, nuestra seguridad y bienestar y el poder obtener alimentos y agua potable de calidad. Así que, ¿cuál es el llamado? Limita tu producción de basura al adquirir menos bienes, cuida nuestro entorno, vive de forma sustentable al ser consciente de los beneficios de la energía renovable, entre tantas otras acciones… Pero ante todo, sé lo suficientemente sensible como para comprender el impacto de tus acciones y cómo afectan ahora a las comunidades vulnerables y cómo pronto tocará a tu puerta la crisis ambiental. ¿La dejarás ser obstáculo en tu vida y en la de futuras generaciones?
Mejor incomódate, preocúpate y cultiva el amor suficiente hacia nuestro país como para tomar acción, prevenir desastres y no tener que arrodillarnos ante las adversidades que seguirá trayendo la crisis ambiental.

One thought on ““La crisis ambiental toca a tu puerta; ¿la dejas entrar?”

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Conexión emocional, la magia de conectar de verdad

Por: Gema Sanchez¿Con cuántas personas te has cruzado a lo largo de tu vida? Si lo piensas bien, la cifra es incalculable. Has coincidido con […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: