Karina Socarrás: una historia de constancia en busca del gol

La historia de la puertorriqueña Karina Socarrás en el mundo del fútbol ha traspasado fronteras. Tras su experiencia por el Málaga de España, esta destacada futbolista boricua ahora demuestra todo su talento en el club Sport Marítimo de Madeira, en Portugal. Aficionada desde niña al fútbol, Karina es un ejemplo de cómo en estos tiempos difíciles la tenacidad y constancia boricua no se rinden y menos cuando se trata de dejar el nombre de Puerto Rico bien en alto.
De su etapa en el fútbol puertorriqueño con el Bayamón F.C y con la selección femenina nacional, Karina guarda muy buenos recuerdos, los cuales asegura le han hecho crecer y le han ayudado bastante para convertirse en la futbolista que es hoy en día. De entre todos los momentos que ha vivido en el mundo del fútbol, Karina no duda en afirmar que lo que vivió en el albergue olímpico no tiene comparación. “El hecho de poder defender mi país y mis colores en mi tierra es una de las experiencias más gratificantes que he sentido, meter un gol más todavía. Me llevo muchos recuerdos y sé que siempre seguirán creciendo.”, asegura Socarrás.

¿Cuáles crees que son algunos de los desafíos del fútbol femenino?
El desafío más grande es la desigualdad de género. Sin embargo, hemos roto todos esos paradigmas. Desde hace mucho tiempo el futbol masculino fue el primero en crecer. Sin embargo, en el futbol femenino tenemos también jugadoras muy talentosas que pueden hacer “una chilena”, y estar los 90 minutos a tope.

¿Cuáles son algunas de tus expectativas en Portugal con tu nuevo club?
Desde que llegué me he estado uniendo a mis nuevas compañeras y lo que se siente es una química espectacular en el equipo. Creo que vamos a ir a por esos primeros lugares, a luchar por estar allí, a cada día dar el máximo.

¿Cómo te has adaptado a Madeira y la vida en Portugal?
La adaptación se me ha hecho sumamente fácil. El clima es maravilloso, a veces llueve, a veces hay sol como sucede en Puerto Rico. Sin embrago, a veces hay un “friito” bien bueno, que es especial. El Marítimo es un equipo muy profesional, todos están trabajando unidos. A mí me encanta como me trata la gente y cómo me han tratado todos en el equipo. En cuanto al idioma no ha sido fácil, los primeros días no entendía nada, pero poco a poco el oído se va acostumbrando y ahora entiendo mucho más que antes. Todavía no lo hablo porque estoy puliéndolo, pero próximamente seguro que sí.

¿Cómo has sentido el desafío de jugar en medio de la pandemia por el coronavirus?
Doy gracias a Dios por haberme traído a este lugar (Madeira). La gente respeta demasiado los protocolos de la mascarilla, la limpieza y la distancia. Desde que comenzó la pandemia como han tenido todo controlado no se han visto muchos casos y menos aún las cifras de personas hospitalizadas. Es algo de admirar.

¿Cuál es la clave para que el fútbol puertorriqueño crezca?
No creo que exista una clave como tal. Es un trabajo muy complejo el que se procure que todos quieran un mismo ideal, que no piensen de manera individual, que es en mi opinión, lo que ha sucedido en el fútbol puertorriqueño. Creo que hay un talento enorme en la isla, facilidades preciosas, en fin, todo para dar el máximo por este deporte. Las cosas deben hacerse de corazón, con humildad para que el fútbol en Puerto Rico crezca al lugar que se merece.

¿Cuál es tu jugadora de futbol femenino que más admiras y cuál del lado masculino?
Una de mis jugadoras favoritas es Carli Lloyd por su dedicación y constancia. Es una jugadora que ha pasado por muchas cosas y sin embargo, sigue estando en el tope, trabajando de una manera espectacular. En el lado masculino, pienso que Cristiano Ronaldo ha superado todas las expectativas de lo que debe ser un futbolista.
Un consejo a todos aquellos jóvenes que ven en el futbol una oportunidad para superarse y lograr sus sueños.
El principal consejo es que luchen por sus sueños. Exhorto a todos los niños y jóvenes a que valoren cada uno de los momentos que les da la vida para poder disfrutar del fútbol. El éxito lo conseguirán siempre que trabajen duro, de corazón, con humildad, con Dios de la mano y siempre valorando cada momento. No nos podemos quejar nunca de lo que tenemos, porque hay gente que no tiene nada. Hay que valorar todo y dar el máximo siempre.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Liberty Puerto Rico y ICE refuerzan su alianza para concienciar sobre la seguridad en Internet

Liberty Puerto Rico está reforzando su alianza con el Departamento Investigativo Sobre Explotación de Menores del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: