Jóvenes del oeste desarrollan programa de tutorías en comunidad rural de Peñuelas

El colectivo Impacto Juventud, formado por estudiantes del Colegio con la misión de contribuir a la transformación social desde la educación, gestiona desde hace 6 meses un proyecto de tutorías en la comunidad Rucio, en la ruralía de Peñuelas.
‘Aula en la Montaña’, nombre de la iniciativa, es dirigido por la psicóloga Helga Maldonado, junto a los jóvenes de Impacto Juventud, liderados por el profesor de Psicología de la UPR, Eduardo Lugo. Cada semana el aula provee recursos para dar apoyo en materias básicas, así como talleristas para el fomento de la cultura entre la comunidad de la montaña peñolana.
Con el fin de apoyar la recuperación tras los huracanes y los terremotos en comunidades del suroeste del país, este grupo de voluntarios y voluntarias asiste a la veintena de niños y niñas de la comunidad, un área aislada a unos 30 minutos del pueblo, y cuyas vías de acceso limitadas provocaron que estuvieran 9 días sin comunicación tras el huracán María.
Aunque la pandemia trastocó el ritmo de las tutorías, desde hace unas semanas el proyecto retomó su presencia semanal para apoyar a los jóvenes y sus familias con actividades culturales, deportivas y agrícolas.
Con el curso terminado, el apoyo ahora se centra en actividades lúdicas en torno a la música, el arte y la literatura infantil para promover el disfrute sano en el tiempo de vacaciones, y garantizar el regreso a clases con la ilusión por aprender intacta.
Periódico Visión acompañó el pasado sábado a este grupo de educadores populares y pudo conocer de primera mano el trabajo realizado.
Desde bien temprano en la mañana, a las 8:30, el grupo se dio cita en el pueblo para subir en comitiva y llegar a la comunidad El Rucio, colindante con Ponce y Adjuntas, municipio este último al que debido a su cercanía algunos niños acuden a la escuela.
La jornada contaba con 3 talleres: lectura de literatura infantil, clase de bomba y taller de arte y pintura. La implicación de los líderes comunitarios y de los infantes era total, y cada una de las intervenciones fueron recibidas con gran alegría y participación de los menores.
En palabras de los promotores de la iniciativa, aunque el flujo de participantes varía de sábado en sábado, siempre cuentan con la mayoría de los niños, gracias a la implicación de la veintena de familias que componen el barrio y sus líderes comunitarias.
Una de sus voluntarias, Priscila Pérez, colaboradora de otras iniciativas enfocadas en la infancia como Chiquimpacto, vino desde Bayamón para asistir en la jornada. Igual travesía hicieron la maestra Joshleen Cirino, experta en literatura infantil, y el doctor Pablo Luis Rivera, del colectivo Afro Legado, ambos llegados desde el área metro para hacer una lectura de cuentos y clase de bomba, respectivamente.
Sin embargo, el grupo regular de voluntarios y colaboradores son en su mayor parte estudiantes del Colegio y organizaciones del área oeste.
“Ahora en julio vamos a tener un receso, para descansar, pero en agosto volvemos a ofrecer las tutorías”, explicó la directora del proyecto, Helga Maldonado.
El proyecto, autogestionado gracias al trabajo voluntario, a la cooperación de otras organizaciones sin fines de lucro y a donaciones, puede ser apoyado económicamente a través de ATH Móvil en el 787-504-2308, o a través del Facebook de Impacto Juventud.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

MUNICIPIO DE SALINAS APORTA MÁS DE $20,000 PARA FORTALECER EL DEPORTE

La alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón, reafirmó su compromiso con el deporte y la juventud salinense, haciendo entrega de donativos económicos y de equipo […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: