Inseguridad laboral en el magisterio

Por: Gladys Guerra Arcelay

La semana pasada el Periódico Visión recibió unas confidencias en las que se explicaba que a los maestros del país les están llegando unas cartas en las que los declaran excedentes, por lo que quedarían desplazados una vez reciban dicha carta. Este semanario se comunicó con la líder sindical Eva Ayala de EDUCAMOS para que nos clarificara sobre la situación antes expuesta.

Ayala confirmó al Periódico Visión que en efecto el pasado 28 de febrero salió un memo de la oficina de la Secretaria del Departamento, Julia Keleher, pero que no estaba firmado por ella sino por el director de la sección de Recursos Humanos. En dicho memo se explicaba que los maestros comenzarían a recibir cartas en las que se les infirmaba la razón por las que quedarían desplazados inmediatamente.

La líder sindical aclaró que tan pronto como los maestros cuestionaron la procedencia de las cartas y la legalidad del proceso, se levantó la voz de alerta en las vistas públicas que se están llevando a cabo en el Capitolio sobre la reforma educativa. Dijo que se ordenó retirar el memo y la validez de las cartas. No obstante, las cartas siguen llegando a diferentes maestros en toda a isla. Según Ayala esta situación está creando inseguridad y tensiones entre los profesionales de la educación, pues no saben a ciencia cierta si cuentan con su trabajo o no.

Otra situación que están enfrentando los maestros es que los están transfiriendo de pueblo, utilizando también la excusa de que están excedentes en la materia que imparten en la escuela en la que están trabajando. Explicó Ayala, que los maestros que están por contrato o transitorios pueden ser transferidos según la necesidad de las escuelas.

Ahora bien, los maestros con permanencia que están siendo transferidos, se les están violando derechos ganos. Ayala explicó que, al hacer estas transferencias, que a veces son de municipios o de distritos enteros, se está violentando la ley 312. En la misma se explica que un maestro, una vez recibe permanencia, debe trabajar en la escuela que recibió la permanencia. De ser transferido debe ser a un plantel que esté en el mismo municipio, o en un pueblo cercano. Esto no es lo que está ocurriendo en el Departamento. Ayala acusó directamente a la Secretaria Keleher de violentar los derechos del magisterio al transferir maestros a diestra y siniestra sin tomar en consideración lo que dicen las leyes del país sobre estos procedimientos.

Al preguntarle a Ayala si ellos tienen conocimiento sobre cómo se lleva a cabo el proceso para declarar a un maestro excedente, explicó que es que la secretaria saca mal el promedio por estudiante que tiene cada maestro en su salón. Cuando ella saca los promedios, explicó Ayala, lo hace tomando en cuenta toda la facultad. Es decir, cuenta los maestros que tienen salones hogares, los maestros que no, las orientadoras y trabajadoras sociales, entre otros. Si es así en la mayoría de las escuelas le saldrá un promedio de 12 a 15 estudiante por salón.
El problema, explicó Ayala, es que para saber la cantidad correcta promedio que tiene cada maestro en un salón se deben utilizar solo los estudiantes de los salones hogares, pues los maestros de salud, educación física y otras clases como esta atienden la misma población que los maestros de salón hogar. Si lo hace de esta manera el promedio por salón es de 20 a 25 estudiantes por salón. Esta matemática que utiliza el Departamento explica porque cuando cierran una escuela, entonces en la escuela receptora se presenta el problema del hacinamiento en los salones.

Ayala explicó que la agenda de la secretaria es clara. Ella, explicó, no está haciendo una reforma académica. Está creando escuelas costo efectivas. Y cuadro se trabaja así baja la calidad de la educación que se le imparte a los estudiantes. Según la líder magisterial, la meta es que se queden abiertas 850 escuelas. Lo que desplazaría más o menos 7,500 maestros del sistema y dejaría la plantilla con unos 25,000 maestros en el sistema.

El problema es que, continuó Ayala, cuando se trabaja así los más perjudicados van a ser los estudiantes, específicamente los de educación especial. Pues los van a mezclar con la corriente regular y no recibirán las ayudas necesarias. Esto, a su vez, creará un rezago en estos estudiantes y que el número de estudiantes clasificados en esta sección aumente porque no están recibiendo los servicios que por ley se supone les brinde el departamento.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.