Innecesaria otra reforma laboral

Por Gladys Guerra Arcelay

El proyecto de reforma laboral anunciado por el gobernador Ricardo Rosselló todavía no se ha publicado ni radicado, pero ya ha dejado mucho que pensar entre los trabajadores y hasta los propios empresarios. Según se han dicho funcionarios de gobierno en distintas entrevistas esta nueva reforma lo que busca es que la Isla sea más competitiva para la inversión.

Es decir, que se adaptaron las condiciones laborales de otros estados de Estados Unidos para que empresas extranjeras consideren la Isla a la hora de invertir porque los salarios son equiparables con los de sitios como Florida o Connecticut. Para lograr esto, el proyecto propone reducir los días por enfermedad, los días de vacaciones, eliminar el bono de navidad y eliminar la ley 80, que dispone que ningún trabajador puede ser despedido por justa causa, y si el despido es injustificado debe recibir una mesada (compensación).

Para la licenciada María Cotto, esta modificación en la ley para eliminar la ley 80 no tiene ningún sentido, pues los mecanismos que ofrece la misma no solo benefician al obrero, también son más convenientes para los patronos. Explicó que, si bien es cierto que un despido injustificado le causa al patrono pagar la compensación, esto protege a la empresa, pues la ley provee cuánto de mesada le debe pagar al obrero despedido, en caso de que pierda el caso. Con la nueva ley, si se elimina esta sección los empleados podrían demandar al patrono por despidos injustificados y de ganar dejarían en manos de un juez la cantidad que la empresa le pagaría en daños a los empleados, que suele ser mayor a lo estipulado en la ley actual.

Cotto fue más allá e indicó que esta propuesta reforma lo que hace es servir de cortina de humo para que el gobierno, cuando por fin presente el proyecto lo haga con lo que quería modificar desde un principio. Es decir, que a lo mejor lo que se quiere es eliminar el bono de navidad o los días por enfermedad solamente. Pero para poder tantear la opinión pública se ventila un posible proyecto extremo en el que los trabajadores perderían muchos derechos. De esta manera cuando se presente el proyecto final en el que solo eliminan el bono de Navidad la gente piensa “pues eliminaron solo eso, no todo lo que decían que iban a eliminar” y así no protestan.

La abogada culminó diciendo que no le ve el objetivo a crear una nueva ley de reforma laboral cuando en enero de 2017 se implementó una de la que todavía no se han visto los resultados por el paso del huracán. La primera ley de reforma laboral solo tuvo unos meses para ver si se crearon empleos, si hubo más inversión, pero no se pudo constatar por que el huracán María interrumpió las actividades regulares. Por lo cual, Cotto ve esta reforma innecesaria.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.